Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros, con finalidades de geolocalización, estadísticas y en conexión con algunas redes sociales y publicitarias. Más información en Política de Cookies. Aceptar

Puertollano: Las propiedades del propóleo

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Suscríbete a las noticias diarias en tu email
Recibe todas las noticias de Puertollano en tu correo
Son las 10:41 del Sábado, 25 de Noviembre del 2017.
Las propiedades del propóleo

El propóleo (resina natural de las abejas o própolis) es una sustancia verde oscura casi negra, producida por las abejas a partir de la extracción de resina de los árboles y plantas. Estos insectos extraen la resina para luego mezclarla en la colmena con cera y saliva. De esta manera se forma el propóleo que las abejas utilizan para sellar la colmena a modo de cemento, y evitar la propagación de virus y bacterias.

 


El propóleo tiene en su estructura química principios activos y aceites esenciales, responsables de su acción antibiótica. De hecho, antes del descubrimiento de la penicilina, se consumía propóleo como antibiótico para sanar heridas y evitar su contaminación por microorganismos dañinos.

 

Propiedades del propóleo

El propóleo cuenta con más de 250 sustancias distintas en su composición, que lo vuelven un antibiótico y antiséptico eficaz y único en la naturaleza. Los principales componentes del propóleo son:

  • Resina
  • Cera
  • Pólen
  • Aceites esenciales
  • Vitaminas y minerales
  • Aminoácidos esenciales

Por lo enumerado, es que esta sustancia es única y muy valorada desde antaño por los pueblos antiguos que conocían las propiedades del propóleo, explotadas por las abejas.

Recién a partir de la década del ‘70 es de que estudios científicos pudieron demostrar que el propóleo es eficaz contra la propagación de bacterias y hongos, a la vez que funciona como analgésico sobre las heridas. Los flavonoides contenidos en la estructura química del propóleo son los principios activos responsables de estas propiedades naturales de la sustancia.

Historia del propóleo

En el Antiguo Egipto se utilizaba el propóleo para la conservación de cadáveres durante el proceso de embalsamamiento. Se cree que los egipcios descubrieron este uso a partir de observar que las abejas muertas dentro de los enjambres eran cubiertas con propóleo, cosa que impedía que se descompusieran dentro de la colmena.

Siglos más tarde fueron los griegos y luego los romanos, quienes descubrieron las propiedades curativas del propóleo y comenzaron a utilizarlo con ese fin. Pero fue a partir del del siglo XIX, previo al descubrimiento de la penicilina, que el propóleo empezó a ser utilizado como antibiótico y antiséptico para tratar las heridas. En un principio se aplicó el propóleo a lesiones que tenían los soldados que combatían en la guerra, aunque luego se extendió el uso a la población en general, e incluso al tratamiento de las llagas en animales de ganado.

 

 

Beneficios del uso del propóleo

● Uso del propóleo contra enfermedades de la piel

Se utiliza el propóleo como fungicida y antiséptico local al colocarlo sobre heridas o laceraciones. Asimismo se puede aplicar sobre llagas producidas por escaras de la piel o incluso quemaduras.

● Uso del propóleo contra enfermedades de la boca

Las enfermedades bucales producidas por bacterias pueden ser paliadas con el uso del propóleo de forma local. Además el propóleo tiene la propiedad de estimular la producción de esmalte dentario, lo que fortalece la dentadura y la protege del ataque de microorganismos.

● Uso del propóleo contra enfermedades digestivas

Algunas úlceras gástricas producidas por la acción de bacterias, así como infecciones intestinales, pueden ser combatidas con el consumo de propóleo.

● Uso del propóleo contra enfermedades respiratorias

Su uso como antibiótico natural de amplio espectro, es provechoso para contrarrestar las infecciones en las vías respiratorias y en particular, como un efectivo antigripal.

● Uso del propóleo contra enfermedades circulatorias

El propóleo funciona como vasodilatador a nivel circulatorio, por lo que disminuye la presión arterial normalizando sus valores. Además, el propóleo colabora impidiendo que el intestino absorba grasas por lo que tiene un efecto indirecto sobre el colesterol, disminuyendo sus valores en sangre.

 

salud natural. org

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)