Detalles que hacen que vuelvas a creer…

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Son las 05:29 del Sábado, 18 de Mayo del 2024.
Detalles que hacen que vuelvas a creer…

 

Por Fernando Romero

Escuchaba con asombro las palabras del actual concejal de cultura, el señor López Berdonces, cuando presentaba el Pre-Winter y se acordaba del ex concejal Jesús Caballero Buendía por hacer posible que este magnífico festival se pueda disfrutar en Puertollano. Los ojos se me ponían como platos, como el icono del whatsapp en el que ahora todos ustedes están pensando y que identifican a la perfección, ahora que las redes sociales han sustituido, lamentablemente, a la comunicación no verbal entre seres humanos.

Es triste que este “detalle” haya provocado en mí cierta sorpresa. Y creo que es triste porque lo que tendría que ser normal y cotidiano, se convierte en un hecho a destacar y de alabar. Sin duda es porque hemos normalizado hasta tal punto que estos “detalles” no existan en el mundo de la política que, cuando ocurren, nos resulta hasta extraños. Triste pena…

Por eso quiero “destacar” este gesto, felicitando al actual concejal por, sencillamente, tener un acto de justicia. Porque a nadie se le pasa que si alguien puso todo el esfuerzo y cariño del mundo en la creación y asentamiento del Winter Festival fue el señor Jesús Caballero Buendía. Al César lo que es del César… Por tanto, bien por el señor Berdonces, y mi deseo para que este gesto se repita cuando proceda con la única intención de normalizar lo que tiene que ser, o debería ser, la política. Y más cuando hablamos de poblaciones como las de Puertollano en la que todos buscan, o deberían buscar, lo mejor para la ciudad, independientemente de la ideología que marquen unas siglas.

Por un momento he creído que es posible que en política también veamos a seres humanos y no a “rivales” que utilizan sus discursos para insultar, menospreciar, o criticar a su oponente político. He creído que se pueden proponer ideas sin necesidad de preparar discursos con la única intención de apuntar que “todo está mal”. He creído que se puede ser crítico de manera constructiva y que se pueden, aunque sea muy de vez en cuando, decir que “algo está bien…”

Me gustaría pensar que este gesto, que no deja de ser un pequeño detalle que hace grande el mundo de la política, se puede repetir… Me gustaría pensarlo, se lo digo de corazón. Lo que dure mi creencia ya no dependerá de mí. Creo que lo mismo en un rato, o mañana por la mañana, cuando lleguen las noticias, volveremos a la política que hemos normalizado…