El melocotón: origen, propiedades y secretos

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Suscríbete a las noticias diarias en tu email
Recibe todas las noticias de Puertollano en tu correo
Son las 17:15 del Jueves, 7 de Diciembre del 2023.
El melocotón: origen, propiedades y secretos
El melocotón es una de las frutas de temporada más consumidas, no solo por su delicioso sabor, sino también por sus múltiples beneficios para la salud, sin olvidar que es un perfecto aliado para la belleza. Su cultivo se centra, principalmente, en Aragón y Cataluña, donde se concentra un 44% de la superficie cultivable existente en España. En Europa se produce casi la mitad de la producción mundial siendo los principales productores de la Unión Europea son España e Italia, y del mundo EEUU y China.
 
Según opinan los expertos nutricionistas de www.nutritienda.com, la empresa online líder en productos de salud y belleza, “el melocotón posee numerosos nutrientes. Es rico en vitaminas y minerales, y una excelente fuente de fibra, lo que ayuda a preservar la salud cardiovascular y a mantener una piel saludable e hidratada.
 
De China al resto del mundo
Antiguos escritos chinos de hace más de 3000 años ya mencionan al melocotón y sus propiedades. Se cree que los melocotones fueron llevados desde China a Persia aprovechando las antiguas rutas comerciales. De ahí llegó a los romanos, quienes la llamaron malum persicum o "manzana persa.
 
A medida que el Imperio Romano se expandía, también lo hacía la popularidad del melocotón, llegando a cultivarse en toda Europa. Más tarde, los exploradores españoles los llevaron al Nuevo Mundo, donde comenzó a cultivarse en México, extendiéndose posteriormente hacia las zonas que hoy ocupan EE.UU. y Canadá.
 
Una fruta llena de propiedades
Desde Nutritienda.com se señala que el melocotón es ampliamente reconocido por sus numerosos beneficios para la salud. Estas son algunas de sus propiedades:
 
Rico en vitaminas y minerales
Destaca su contenido en vitamina C, un poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células contra los daños de los radicales libres. También contiene carotenoides con actividad provitamínica A, importante para la salud ocular. En cuanto a los minerales, destaca por su contenido en potasio, que contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal.
 
Alto contenido de agua
Alrededor del 90% del melocotón es agua, lo que ayuda a mantener nuestro cuerpo hidratado.
 
Fuente de fibra
Aunque en pequeña cantidad, el melocotón contiene fibra, tanto soluble como insoluble. La fibra ayuda a una buena digestión y contribuye a regularizar el sistema digestivo, además de controlar los niveles de azúcar en sangre.
 
Bajo en calorías
A pesar de su dulzura, los melocotones son relativamente bajos en calorías, lo que los convierte en una opción saludable para quienes intentan controlar su peso.
 
Excelente antioxidante
Los melocotones contienen luteína y zeaxantina, dos pigmentos que forman parte del grupo de los carotenoides, con acción antioxidante. Los antioxidantes protegen del daño producido por los radicales libres.
 
Variedades de melocotones
Existen innumerables variedades de melocotones, que se pueden clasificar según su textura (carne dura, semidura o blanda), color (amarillo o blanco) y si su hueso se separa fácilmente de la pulpa o no, entre otros aspectos. Las más comunes son las siguientes:
 
- Melocotón Amarillo: con una pulpa firme y jugosa, es el más común y apreciado por su sabor dulce y aromático.
 
- Melocotón Blanco: es más delicado que el amarillo, con un toque ligeramente ácido.
 
- Melocotón Paraguayo: de forma aplastada y pulpa blanca, es dulce y perfumado.
 
- Melocotón de Viña: es de pequeño tamaño y piel rojiza, y especialmente sabroso.
 
- Nectarina: se caracteriza por su piel lisa y brillante, y es genéticamente idéntico al melocotón.
 
- Melocotón Saturno: con forma aplastada y su piel rosada. Es conocido por su sabor dulce y su textura ligeramente crujiente.
 
Recetas deliciosas con el melocotón como protagonista
El melocotón es una fruta increíblemente versátil que puede ser utilizada en una variedad de recetas, tanto dulces como saladas. Estas son algunas de las más populares:
Tarta de melocotón: este postre clásico se realiza con melocotones frescos sobre una base de masa quebrada. Después, se mete al horno hasta que el pastel esté dorado.
 
Ensalada de pollo y melocotón: se puede combinar pechuga de pollo a la parrilla, lechuga, melocotones en rodajas, queso feta y nueces. Delicioso si se añade un aderezo de vinagreta.
 
Mermelada de melocotón: esta confitura casera, hecha con melocotón, azúcar y un poco de limón, es perfecta para untar en tostadas o utilizarla en postres.
 
Cóctel Bellini: originario de Venecia, es una mezcla de puré de melocotón y prosecco.
 
Melocotones al grill: tras deshuesarse, los melocotones se cortan por la mitad y se asan en el horno o a la parrilla. Pueden servirse con helado para un postre de verano o con carne, a modo de guarnición.
 
Crumble de melocotón: la fruta se cubre con una capa crujiente de avena, harina, azúcar y mantequilla, y luego se hornea.
 
Salsa de melocotón para carnes: los melocotones se cocinan con azúcar, vinagre y especias para acompañar cerdo o pollo.
 
El melocotón en tratamientos de belleza
El melocotón es un ingrediente utilizado en tratamientos de belleza, tanto comerciales como caseros, ya que sus vitaminas y antioxidantes tienen un impacto positivo en la salud de la piel y el cabello. Expertos de Nutritienda.com señalan algunas de las formas en que pueden utilizarse:
 
Cremas, lociones y tónicos: muchas marcas comerciales desarrollan líneas de productos de belleza con el extracto de melocotón como protagonista.
 
Mascarillas caseras: se puede conseguir una mascarilla revitalizante casera mezclando puré de melocotón, yogur y miel. Aplicar esta mezcla en la cara durante 15 minutos y después enjuagar con agua tibia.
 
Exfoliantes: mezclando la pulpa de melocotón con azúcar y aceite de coco se consigue un excelente exfoliante corporal que ayudará a eliminar las células muertas de la piel.
 
Aceite de semilla de melocotón: al ser rico en vitaminas y antioxidantes, este aceite es perfecto para la piel y el cabello por sus propiedades nutritivas y reparadoras.
 
Mascarillas capilares caseras: mezclar la pulpa de melocotón con aceite de oliva y aplicar en el cabello 20 minutos antes de lavarlo para conseguir un pelo sedoso e hidratado.
 
Curiosidades sobre los melocotones
Los melocotones, con su sabor dulce y su piel aterciopelada, son una delicia sobre la que giran numerosos datos que despiertan interés y sorpresa a partes iguales:
 
- Diferencia con las nectarinas: la nectarina es, en realidad, una variedad de melocotón. Su principal diferencia es que no tiene esa “pelusilla” característica de los melocotones.
 
- Más dulce cuando están tibios: los melocotones maduros son más dulces cuando se comen a temperatura ambiente. El frío puede hacer que la carne del melocotón se endurezca y que su dulzura disminuya.
 
- La Capital del Melocotón: La ciudad de Ruston, en Louisiana (EE.UU.), se autodenomina la "Capital del Melocotón" y celebra un festival anual de melocotones que atrae a visitantes de todo el país.
 
- Melocotones en el espacio: en 2007, un melocotón se convirtió en la primera fruta en ser enviada al espacio. Fue mandado a la Estación Espacial Internacional porque era la fruta favorita del astronauta japonés Soichi Noguchi.
 
- El melocotón más grande: fue cultivado en China y pesaba 1,8 kg, lo que le hizo entrar en el Libro Guinness de los Récords en 2005.
 
- El hueso del melocotón: encierra una almendra que se utiliza en la fabricación de licores.
 
Noelia Suarez, directora de comunicación de Nutritienda.com, afirma: Con su perfil nutricional, el melocotón desempeña un papel clave en la prevención de diferentes enfermedades y trastornos. No solo es excelente a la hora de mantener la salud cardiovascular, sino también la ocular, y algunos estudios sugieren, además, que podrían ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, incluyendo el de mama y el de colon