El PP y el mercado eléctrico

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

Día de la Bici

H2 Revolution

Son las 11:50 del , 2 de Octubre del 2022.
El PP y el mercado eléctrico
Alberto Núñez Feijóo lleva apenas 6 meses en el cargo y ya se desinfla, al menos en materia energética no está demostrando ni mayor capacidad ni mayor responsabilidad que su predecesor, parecía más preparado, más serio pero un somero análisis a algunas de sus intervenciones van a demostrarnos lo contrario.
La derecha española con su líder a la cabeza en su afán por desacreditar al Gobierno de España, y sobre todo al Presidente Sánchez se va metiendo en un charco tras otro  votando en España en contra de medidas para racionalizar la crisis energética mientras los populares europeos  proponen medidas similares en el Parlamento Europeo , medidas que los parlamentarios españoles apoyan.
Ya en Septiembre de 2021 España pide por escrito a la UE reformar el Mercado eléctrico.
“Hemos pedido a la Comisión Europea que sea audaz en la respuesta”, decía el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el 6 de octubre de 2021 a su llegada a la cumbre UE-Balcanes en Eslovenia: “Estamos ante una crisis sin precedentes, que necesita de medidas extraordinarias, innovadoras, contundentes por parte de la UE para poder contener este alza de los precios de la electricidad. En este sentido, el Gobierno de España ha planteado la compra conjunta de gas, somos más fuertes unidos, como hicimos con la compra conjunta de vacunas. Y tenemos que revisar el sistema de fijación de precios, que está penalizando las fuentes de energía renovables”.
Y ¿Qué pedía el PP? Básicamente, bajar impuestos a los que más tienen. 
Hoy, después de la invasión de Ucrania por Vladimir Putin, y del chantage al que está sometiendo a Europa con el suministro de gas, lo que en septiembre de 2021 parecía un debate teórico alentado por la subida de la factura de la luz, un año después se ha convertido en un asunto vital para el futuro la Unión Europea.
Por el camino, el Gobierno español consiguió antes del verano el visto bueno a la excepción ibérica –tras ser aprobada por los 27 en la cumbre de marzo–, que permite a España y Portugal poner un tope al precio del gas por su escasa interconexión con el mercado único europeo, lo cual ha generado un ahorro de 2.300 millones de euros para los consumidores, a pesar de que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha dicho que lo suprimiría si llega al Gobierno.
Y todavía hay más, algo impensable hace unos años, los ministros de Energía de la UE acordaron el 9 de septiembre intervenir el mercado, limitando el precio de algunas tecnologías y fijando un impuesto del 33% a los superbeneficios de las industrias fósiles y reducir el consumo de luz como aprobó en verano la reducción de consumo de gas. En todas estas medidas el Gobierno de España ha ido marcando el paso a la UE, y el PP ha votado no en el congreso al decreto de ahorro energético y a la propuesta de un impuesto extraordinario para los bancos y las energéticas, y cuando han comprendido que el PPE y la Comisión europea les ha cogido con el pie cambiado se han enredado en una explicación farragosa y antológica de la teoría de la tasas y el impuesto.
Para el futuro próximo, además, Bruselas tiene previsto presentar una reforma del mercado para desacoplar el precio de la energía más cara de la factura de la luz. Algo impensable en la UE hace un año, salvo para algunos, como los miembros del Gobierno español, que lo venían pidiendo por escrito mientras en España la oposición prefería poner palos en las ruedas.
Cuando desde Bruselas se  aboga por seguir incrementando la instalación de renovables, el líder del PP insiste en su defensa de las centrales nucleares y térmicas, pese a que España produce más electricidad de la que consume, y acusa ahora a las fuentes renovables de no funcionar durante todo el día, un ejemplo más del desconocimiento del funcionamiento de la producción eléctrica.
Pablo Casado, ya fue corregido cuando dijo en noviembre del año pasado, precisamente en Puertollano, que “de noche” no se produce electricidad gracias al sol. Ahora, el dirigente gallego ha dado un salto más allá en la ignorancia de este partido al decir que hay “cientos de noches” sin producción de energía renovable.
La realidad es tozuda y desmiente categóricamente a Feijoo, y es que no ha habido una sola noche sin producción de energía eólica desde el 1 de enero de 2018. En realidad, no ha habido ninguna hora, diurna ni nocturna, en la que no haya habido producción eólica. De hecho, esta fuente de electricidad cubre más demanda durante la noche, pero además durante la noche se produce energía hidraúlica , y energía termosolar de almacenamiento.
Feijoo sigue así con la defensa de las centrales nucleares y de las fuentes más contaminantes, cuando España por primera vez en su historia se ha consolidado como una potencia exportadora de electricidad.
Se hace imprescindible dar un repasito a la historia: no podemos ni debemos olvidar que corría el año 2012 cuando el Gobierno de Mariano Rajoy inició su Reforma del Sistema eléctrico, que fundamentalmente se basó en un desmantelamiento del modelo de Energía renovables , sin tener en cuenta los beneficios para el desarrollo económico del país que habían supuesto la implantación de las mismas  y en Puertollano pagamos muy cara la decisión con el desmantelamiento de empresas que habían creado miles de puestos de trabajo.
Un ejemplo muy significativo fue la penalización del autoconsumo con el llamado “impuesto al sol”.
Hoy diez años después, se ha puesto de manifiesto que la senda iniciada por nuestro país era la adecuada y que las Energías Renovables no son el problema sino la solución, pero ya hemos perdido 10 años.
Ahora nos encontramos frente a otra encrucijada, mientras España al unísono con la UE avanza en el camino la descarbonización, de la creación de riqueza siendo respetuosos con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, el Partido Popular aliándose con los negacionistas de dicho cambio sólo nos ofrece las viejas recetas, mas nucleares, más combustibles fósiles y desde luego menos impuestos a las energéticas que son un actor responsable de la escalada insoportable del precio de la luz.
La ignorancia manifiesta de Feijóo  no es la alternativa de gobierno que necesita nuestro país.
 
Paula Fernández Pareja

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)