Políticos: por encima del bien y del mal

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Suscríbete a las noticias diarias en tu email
Recibe todas las noticias de Puertollano en tu correo
Son las 22:32 del Miércoles, 16 de Octubre del 2019.
Políticos: por encima del bien y del mal

Llevo ya un par de días conversando con un primo mío acerca de la necesidad de que todos estos problemas que estamos sufriendo, englobados en la palabra “crisis”, se resuelvan o no desde la política.

Su posición es clara: no todos los políticos son iguales, y por eso tenemos que permitir a los recien llegados hacer las políticas justas y necesarias que llevan dentro.
Por supuesto, que conociéndolo, no tengo la menor duda de que su labor, siempre que tuviera posición de mando, sería excepcional.

Pero, querido primo, es aquí donde veo la raíz del problema.
Muy probablemente tus ideas serán dignas de ser tenidas en cuenta por tu equipo de gobierno…..siempre que no choquen con las intenciones o intereses de los que ya están por encima de ti en el partido. Y es que todo nuevo político nace bajo el paraguas de otro con más años y, por lo general, más poder.
Son estos últimos los que determinan qué hacer en base a dos líneas principales: sus propios intereses (y no me refiero políticos) y las órdenes del pez mayor que él.

¿Cuanto crees que durarías en el partido si te opusieras a algunas de estas dos líneas? Ambos sabemos la respuesta.

Es por esto que, tal y como está montado el chiringuito, los partidos están llenos de “limpiasables” a los que no se les exige más que aplaudir actos propios e increpar actos extraños. Y lo realmente preocupante de esto, es que esta gente de atrezzo es la que finalmente escala puestos en el partido y en los correspondientes gobiernos, ya sean locales, provinciales, regionales o nacionales.

Como consecuencia tenemos esta España maravillosa en la que no nos faltan casos de corrupción y desfalco por todos lados y de TODOS los colores.
Escuchamos impasibles como las cajas, gobernadas por políticos han sido saqueadas, como los políticos mandan construir aeropuertos fantasma, como aceptan trajes sin pudor, como reparten E.R.E.s sin temblarles el pulso, como replantean el suelo, como liberan a los defraudadores, como llenan naves de regalos, y como se culpan entre ellos mediante la deuda recibida y la deuda no pagada como medida estrella para escurrir el bulto.

Como ves, a pesar de mi mala memoria, no ha sido difícil nombrar algunos de los escándalos políticos más actuales (no creas que se me olvidan algunos escándalos locales). ¿A cuanto ascendería el listado si le preguntáramos a cada partido sobre las tropelías del rival?

Una lista muy extensa de escándalos políticos. Demasiados, de hecho.

Ya basta de estar protegidos. De quitar siempre el foco de este colectivo. De estar por encima del bien y del mal. Son los responsables de la gestión pública. Así que quiero que se les exijan esas responsabilidades y se les castigue por su incumplimiento. Quiero que devuelvan el dinero. Quiero que vayan a la cárcel si procede. Quiero que sean ellos los que vayan al paro en lugar de médicos y profesores.

No me extenderé más con mis deseos. Creo que está bastante claro. Dejando a un lado la teoría de lo que la política debería ser, y viendo en lo que se ha convertido, los políticos podrían estar perfectamente alineados frente a las puertas del I.N.E.M. o a la sombra de una celda.
Con gestores cualificados, sin nombramientos a dedo, con obtención de plaza y con responsabilidad penal por cada € desaparecido estoy convencido de que esto cambiaría.

¿Cambiará? Mucho me temo que no.
No obstante, querido primo, confío en ti y te deseo toda la suerte de mundo.

Iván Gimeno Romero

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)