Premios Escriduende 2024

Escucha la radio con La Voz de Puertollano
La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

Son las 19:32 del Martes, 23 de Julio del 2024.
Premios Escriduende 2024

 

Por José Belló Aliaga

 

Se ha entregado en el Casino de la Gran Vía, 24 de Madrid, los Premios Escriduende, en su undécima edición, concedidos por el Grupo Editorial Sial Pigmalión, en conmemoración del vigésimo séptimo aniversario de su fundación, con ocasión de la Feria del Libro de Madrid 2024.

La gala de entrega de premios fue presentada por Fernando Orea y Ana Ramos.

(Entrega de los XI Premios Escriduende 2024, en el Casino de la Gran Vía de Madrid)

El Casino de la Gran Via, 24

Este precioso palacete de estilo art decó que hoy alberga el casino data de 1924, cuando, en una Gran Vía que aún daba sus primeros pasos, se inauguró como sede del Círculo de la Unión Mercantil e Industrial de Madrid. Pero el enclave tiene aún más historia, pues anteriormente en este lugar se alzaba el histórico Palacio del conde de Santa Coloma, y una gran carga literaria, pues en esta misma manzana, en la antigua esquina de Hortaleza con la calle de la Reina, se encontraba el café Nueva Iberia, conocido por ser el último lugar de reunión del Bilis Club, una sociedad literaria de carácter libertario en la que participaban célebres tertulianos de la época como Leopoldo Alas “Clarín”, Vital Aza, Sinesio Delgado, Armando Palacio Valdés o José Ortega Munilla, padre del filósofo Ortega y Gasset, que fue quien bautizó la tertulia con el ácido nombre de Bilis Club, ya que el agudo talante crítico de los tertulianos no dejaba títere con cabeza.

¿Por qué premios Escriduende?

El nombre tiene que ver, justamente, con la Feria que se celebra en el Retiro. Cuentan las crónicas de esta Villa que recién construido el parque del Retiro en el siglo XVII comenzó a difundirse una enigmática historia. Se decía que sus jardines eran refugio de un duende benigno que se mostraba ante las parejas de enamorados y que hacía florecer los jardines durante el otoño.

Un acontecimiento que sorprendió a todo el mundo fue comprobar cómo el paseo principal de El Retiro, donde ahora se ubican las casetas de la Feria, amaneció completamente adornado de pétalos de flores el día que llegó a Madrid el rey Felipe V. Y, fijaos qué curioso, cada año ocurre algo similar a esta vieja historia: el Paseo Central, también llamado Paseo de Coches de El Retiro, se llena de hojas…, pero de libros, para recibir a los numerosísimos lectores que acuden a la cita anual con la Feria del Libro de Madrid.

Cuando Felipe V asume el trono en el siglo XVIII, se hacen muy populares sus paseos por los jardines del Buen Retiro, que por aquel entonces eran de exclusivo uso real, recorridos que le resultaban altamente gratificantes. Y no era para menos, porque, cada vez que recorría el parque, las flores que encontraba a su paso eran totalmente diferentes, para sorpresa y deleite del monarca, configurando en cada ocasión un paisaje completamente distinto. Este fenómeno llamaba poderosamente la atención a los jardineros del lugar, pues no se explicaban cómo podían nacer y crecer tan bellas y aromáticas flores sin que ellos las hubiesen plantado previamente.

Según los cronistas de la época, el responsable de estos cambios de la flora del Retiro era un ser pequeño, con rostro algo grotesco, al que trataron de atrapar inútilmente los jardineros, porque siempre se escabullía entre la maleza y nunca llegó a ser capturado. A este ser se le denominó el Duende del Retiro.

“El Duende del Retiro”

La estatua conocida como “El Duende del Retiro”, que hoy podemos ver no muy lejos de donde se ubica la caseta de Sial Pigmalión este año, en lo alto de la cueva del oso de la antigua casa de fieras, representa el espíritu y la esencia de la mencionada leyenda, dotando así de corporeidad al duendecillo.

La estatua permaneció un tiempo en la semiclandestinidad, hasta que Basilio Rodríguez, presidente del Grupo editorial Sial Pigmalión, se topó con ella en la Feria de 2012, y de inmediato cobraron forma en su mente los Premios Escriduende, que deberían otorgarse cada año al final de la Feria del Libro de Madrid, reconociendo los valores de los libros , autores y demás eslabones del mundo del libro que se hubiesen distinguido en cada curso literario, y de paso, preservando vivo el recuerdo de tan maravilloso personaje.

Premios Escriduende 2024

Como colofón de la Feria del Libro de Madrid, el Grupo Editorial Sial Pigmalión procedió a la entrega de los siguientes Premios Escriduende 2024, en su undécima edición, realizada por los presentadores Fernando Orea y Ana Ramos.

1. Premio especial de la Feria: Hilario Jiménez Gómez

Hilario Jiménez Gómez es filólogo, profesor de Lengua y Literatura, especialista en la literatura española del primer tercio del siglo XX, poeta, escritor, cronista oficial de su pueblo, Montánchez, gestor cultural, articulista…, y autor de dos de los libros más interesantes que hemos publicado este año, La otredad, un precioso y personalismo libro de poemas, y el ensayo recién salido de la imprenta Lorca y Alberti, una efímera amistad,  con el que conmemoramos los 25 años de la muerte del gran poeta gaditano. Ya de por sí, esos dos títulos le harían merecedor de que le recordáramos esta tarde, pero si queremos reconocerle de forma especial es por su generosidad, capacidad de trabajo, su perfeccionismo y su implicación… Entre sus obras de creación propia y sus ediciones de grandes autores de nuestra literatura –Lorca, Concha de Marco, Emilia Pardo Bazán, Rubén Darío— ya son diez las ocasiones en la que hemos trabajado juntos, y a estas alturas ya podemos decir, sin temor a equivocarnos, que nos hace mejores. Ojalá un futuro lleno de nuevos proyectos compartidos en los que seguir trabajando contrarreloj, no nos engañemos, pero sin perder la calma y la sonrisa.

Entregó el premio: Raquel Delgado López, presidenta del Grupo Editorial Sial Pigmalión.

2.  Premio a la mejor adaptación teatral: Luis Alberto de Cuenca y Alicia Mariño Espuelas por Tres buenas piezas: San Agustín, Cervantes, Priestley

Luis Alberto de Cuenca y Alicia Mariño Espuelas no necesitan presentación. Filólogos, poetas, han hecho de todo y en todas partes, pero este año han publicado en Sial Pigmalión un libro muy especial en el que reúnen las adaptaciones teatrales que surgieron de su colaboración con el director Juan Carlos Pérez de la Fuente: El tiempo y los Conway, del británico J. B. Priestley, Tarde te amé, una reescritura de las Confesiones de San Agustín,  y la Numancia cervantina, ordenadas las obras no cronológicamente, sino según fueron surgiendo los proyectos. Respetando y cuidando, como no podía ser de otra manera, el espíritu original los tres textos, Alicia y Luis Alberto consiguen con su saber, su sensibilidad y su creatividad acercar el texto al espectador/lector actual y entregar un libro delicioso para los amantes del teatro y los clásicos. Teníamos que premiarlo y, por supuesto, esperar que pronto haya una continuación.

Entregaron el premio: Carlos Vásquez-Zawadzki, ensayista, poeta y narrador colombiano, y Laura Hernández, escritora mexicana

3. Premio al mejor proyecto de mecenazgo, apoyo, promoción y difusión de la literatura: Fundación Elena Poniatowska Amor y Fundación Ventosa-Arrufat

La Fundación Elena Poniatowska Amor tiene como objetivo difundir y preservar el archivo histórico de la gran escritora mexicana, un legado que forma parte importante de la memoria histórica su país: más de 50 años de testimonios escritos, novelas y trabajos audiovisuales fundamentales para la comprensión de un tiempo, una sociedad y un arte ligado a ella. Su afán por difundir la cultura, en especial la literatura y la lectura, le ha llevado a establecer vínculos con otras instituciones.

La Fundación Ventosa-Arrufat se creó para cumplir la voluntad de Gabriel Ventosa y Dolores Arrufat, matrimonio de origen catalán exiliado en México tras la guerra civil, que donaron parte de su herencia para el fomento de la cultura.

Estas dos fundaciones crearon el Certamen Literario Internacional de Cuento y Novela Ventosa-Arrufat / Fundación Elena Poniatowska-Amor, donde se invita a escritoras y escritores de habla hispana de todo el mundo a participar con sus obras y cuyo jurado está conformado por figuras relevantes del mundo de la cultura, periodistas, escritores y, por supuesto, la mismísima Premio Cervantes de Literatura Elena Poniatowska-Amor.

Recogieron el premio: Jorge Ortega Arroyo, presidente de la Fundación Ventosa-Arrufat, y Felipe Haro Poniatowski, presidente de la Fundación Poniatowska Amor

Entregaron el premio: Ridha Mami, catedrático de la Universidad de La Manouba (Túnez), traductor y escritor, y Javier Bahamonde y Santiso de Ossorio, historiador y escritor.

4. Premio al mejor proyecto didáctico y literario: Logos International School, por el libro Enseñar Poesía en la Escuela, de Vicente Araguas

Merece este premio el Colegio Logos, de Las Rozas de Madrid, por ser, muy probablemente, el único colegio español donde la Poesía ocupa un lugar sistemático como asignatura, independientemente de las asignaturas de Lengua y Literatura. Y por patrocinar el libro : Enseñar Poesía en la Escuela, del poeta y maestro Vicente Araguas, en el que ha recogido su experiencia como profesor.

Recogieron el premio: Fernando Fraga Rivas, director general del Grupo Logos, y el autor, Vicente Aragua.

Entregaron el premio: Luisa Ballesteros Rosas, ensayista y poeta colombiana, profesora de Literatura y Civilización Latinoamericana en la Universidad CY Cergy Paris.

5. Premio a la mejor edición literaria: José Manuel Lucía Megías por Poesía de Miguel de Cervantes

José Manuel Lucía Megías, es uno de los cervantistas más reconocidos de nuestro tiempo. Con esta antología, quiere reivindicar a Cervantes como poeta. Una edición imprescindible para acercarse a nuestro mayor escritor desde un ángulo distinto.  

Entregó el premio: Dhouha Abid, profesora de la Universidad de la Manouba en Túnez.

6.  Premio programa de fomento a la lectura: Fundación Anastasio de Gracia, por su programa Los libros, a las fábricas

La Fundación Anastasio de Gracia es una institución que fomenta el intercambio de ideas, desde el respeto a la diversidad y la pluralidad ideológica. En 2014 pusieron en marcha una iniciativa para unir dos campos tan separados en principio como la actividad laboral y el hábito lector, centrándose,  en ese el momento en el sector automovilístico y relacionándolo con libros del mismo tema. Obtuvieron tanto éxito que han ampliado el programa a otros sectores profesionales, introduciendo autores de todo género con libros de variada temática.

Recogió el premio: Félix González Argüelles, patrono de la Fundación Anastasio de Gracia

Entregó el premio: Beatriz Saavedra Gastélum, poeta mexicana

7. Premio al mejor libro ilustrado: Teo Puebla, por su obra Plenitud

Teo Puebla es un reconocido pintor expresionista. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre otros con el Nacional de Ilustración, el primer premio de acuarela del IX Salón de Otoño, el primer premio del XVII Certamen de Pintura, y la Placa de Pintor Ilustre, de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles. Trabajador incansable, perfeccionista hasta la obsesión, este año nos ha entregado Plenitud, un proyecto que llevaba años rondando en su cabeza. Suyas son las ilustraciones y los textos de este álbum que celebra la vida y una de sus grandes bondades, como es el sexo.

Entregó el premio: Marisol Esteban, escritora

8. Premio al mejor libro de cine: Miguel Olid y Víctor Matellano por Oro vil

Miguel Olid es uno de los grandes especialistas en historia del cine y autor de varios libros. Recientemente presentó un documental en el festival de Málaga reivindicando el cine y la figura de Manuel Summers.

Víctor Matellano es director de cine y teatro, guionista y escritor cinematográfico, miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Ambos decidieron trabajar juntos en un bonito proyecto: rescatar del olvido el primer wéstern que se filmó en España, Oro vil, de Eduardo García Maroto, rodado tan solo dos años después de terminar la guerra civil un reducidísimo presupuesto. Lamentable no se conserva ninguna copia, pero Víctor y Miguel han recuperado el guion original y aportado valiosas imágenes y datos que dan una idea de cómo fue la película que narraba la llegada de un español a una tierra poblada de indios donde proliferaban los buscadores de oro.

Recogió el premio: Víctor Matellano

Entregó el premio: Diego Arjona, cómico, actor y guionista

9. Premio al mejor autor árabe: Maher Abder-Rahman, por su libro El colibrí y la acacia

Maher Abder-Rahman es un periodista tunecino-británico. Ha sido redactor jefe de las noticias de la cadena pública tunecina, y también de las noticias de MBC, la primera cadena panárabe. Es autor también de varias novelas y de El colibrí y la acacia, la novela que premiamos en esta ocasión. Con un lenguaje bello y profundo, con una manera de contar que confunde lo real y lo sentido, el autor nos acerca a la revolución tunecina de 2011 de la mano de un joven cámara de televisión al que le toca dar testimonio y cuya vida se verá transformada para siempre.

Entregó el premio: Helena Cosano, diplomática y escritora

10. Premio al mejor libro de relatos: Abdul Hadi Sadoun, por País portátil y otros cuentos

Abdul Hadi Sadoun, es escritor e hispanista y actualmente imparte clases de lengua y literatura árabes en la Universidad Complutense de Madrid. El país portátil es una colección de cuentos que habla de Irak, su país natal al que lleva en su corazón. Las historias de este volumen son relatos de un viaje para encontrar, desde la huida forzosa, la luz de salvación. Cuentos en los que el autor mezcla el humor y la tragedia, y, sobre todo para no olvidar su país y su legado. Para que la gente no olvide que la historia de Mesopotamia, ayer u hoy, no ha terminado.

Entregó el premio: Abdo Tounsi, presidente de CIHAR y escritor

11. Premio al mejor poemario social: Armando Lozano, por su libro Recuperado de las cenizas

Armando Lozano dirige el centro cultural Espacio Ronda de Madrid y la Federación para la Paz Universal. Aunque lleva escribiendo muchos años, hasta ahora no había publicado sus poemas. Su obra Recuperado de las cenizas, es una declaración de principios y valores, un testimonio de nuestro tiempo, convulso e injusto .

Sus versos nos llevan a mirar hacia afuera, al mundo que no tiene nuestra suerte, pero también a mirarnos hacia dentro, a no sentirnos a salvo y libres de responsabilidades, el mundo es de todos y de todos su dolor, y en todos nosotros está su esperanza. 

Entregó el premio: José María Márquez Jurado «Gopala», jurista, profesor de yoga y poeta.

12. Premio al mejor narrador hispanoamericano: Rafael Torres Meyer, por su libro Lujuria y muerte

Rafael Torres Meyer es uno de los ganadores del Tercer Concurso Iberoamericano de Cuento Ventosa-Arrufat y Fundación Elena Poniatowska Amor. Basilio Rodríguez formaba parte del jurado y le llamó la atención la prosa de Rafael. Después le habló de estos relatos que hoy forman Lujuria y muerte y que destacan por su cuidada prosa, salvaje y poética a un tiempo. En ellos Rafael explora la geografía de la sexualidad hasta sus más fatales consecuencias, y más allá de quedarse en un mero ejercicio de narrativa erótica, se convierten en certeras reflexiones sobre la condición humana.

Entregó el premio: José Antonio Vázquez Rodríguez, jurista mexicano, gestor cultural y asesor del Certamen Literario Internacional de Cuento y Novela Ventosa-Arrufat / Fundación Elena Poniatowska-Amor

13. Premio a la mejor poeta iberoamericana: Mary Soto, por su libro Spartacus, corazón de fuego

Además de escritora, la peruana Mary Soto es periodista y crítica de teatro. Integra el Movimiento Kloaka, agrupación literaria de referencia en su país surgida en los ochenta. Reflejo de su posición ante el mundo, la poesía de Mary Soto se compromete con su tiempo, sus orígenes y con todos aquellos que sufren la injusticia. Recupera en el poemario la figura de Espartaco como símbolo atemporal de todo aquel que lucha, ya sea por la libertad o por aquello en lo que cree, de todo aquel que no se rinde, que no se cansa de pretender un mundo mejor.

Entrega el premio: M.ª Ángeles Cantalapiedra, escritora

14. Premio a la autora revelación: Marisabel Balderrama, por el libro Umbral de otoño

En Bolivia conocimos a la periodista Marisabel Balderrama, y nos habló de que ella también escribía poemas. Su obra, llena de belleza y de verdad, merecía ser compartida. Como compartimos la desazón que nos causa el avance imparable del tiempo, la cuenta atrás de la vida, la realidad mutable y perecedera avanzan de las cosas. Del amor y de los lazos que vamos tejiendo con aquello y aquellos que amamos y que a la par que el tiempo avanzan para arroparnos. Una poesía que conmueve y reconforta.

Entregó el premio: Tata García-Osende y Botana, promotora cultural y artística

15. Premio al mejor libro de fotografía: María Bahamonde, por su libro Imágenes de una realidad escondida

Su primer libro ya la hizo merecedora de un Escriduende a la autora revelación con tan solo dieciséis años. Prometía lo que ahora cumple, un talento brillante con la pluma y con la cámara, que con las dos herramientas busca y consigue atrapar la belleza. Posee María un don para penetrar en las cosas y extraer su poesía y su verdad, aquello que ha de permanecer a lo largo del tiempo.

Entregó el premio: Ronnie Piérola, periodista y escritor boliviano

16. Premio a la mejor autora afrodescendiente: Fumilayo Johnson Sopale, por su libro Nasha y el reino de las sirenas

Fumilayo Johnson lleva años trabajando porque no se pierda la tradición oral de la tierra de donde procede, en un proceso de recuperación de cuentos, mitos y leyendas de sus antepasados. Esa búsqueda de su identidad a través de la tradición que constituye la esencia de la tierra de sus ancestros en Guinea Ecuatorial es la base que subyace en Nasha y el reino de las sirenas, donde trata de encontrar el equilibrio entre las dos culturas que definen su personalidad como mujer africana nacida y crecida en España. Un libro necesario que puede ayudar a encontrarse a muchos jóvenes situados entre dos culturas y que contribuye a que los antiguos valores primigenios no se pierdan ni se diluyan en el mundo actual.

Entregó el premio: Beatriz Saavedra, poeta mexicana

17. Premio al mejor ensayo histórico: Miguel Reyes Sánchez, por su libro Quo vadis? tras las huellas de la historia

La obra Quo vadis? Tras las huellas de la historia de Miguel Reyes Sánchez constituye un importante aporte al estudio de la historia política. El libro, basado en múltiples estudios científicos, aborda episodios históricos desde los orígenes del hombre hasta la época contemporánea. El autor relata todo esto en cortas narraciones, a modo de cápsulas, trasmitiendo una frescura e inmediatez que seducen al lector de tal manera que cada capítulo invita a seguir leyendo el siguiente.

Acompañó al autor: Juan Bolívar Díaz, embajador de la República Dominicana en España

Entregó el premio: Raquel Delgado López, presidenta de Sial Pigmalión

Premio Internacional de Literatura Árabe “Ibn Arabi”

De manera excepcional, se entrega el premio a Shaima Al Shareef, médico, escritora e influencer saudí, por su libro Medio locos y el conjunto de su obra.

Entregó el premio: Raquel Delgado López, presidenta del Grupo Editorial Sial Pigmalión.

Intervención de Basilio Rodríguez Cañada

La gala de entrega de los Premios Escriduende se cerró con la intervención del presidente del Grupo Editorial Sial Pigmalión, Basilio Rodríguez Cañada, que dijo lo siguiente:

Distinguidas autoridades, señoras y señores, amigos todos.

Gracias por acompañarnos en esta undécima convocatoria de los Premios Escriduende que convoca el Grupo Editorial Sial Pigmalión anualmente, coincidiendo con la celebración de la Feria del Libro de Madrid, excepto en el año 2020 que tuvimos que interrumpir nuestro quehacer habitual por la ya casi olvidada pandemia del covid 19.

Mi sincera gratitud a Ana Ramos y Fernando Orea, dos excelentes locutores de radio, por su magistral presentación de este evento tan significativo para todos nosotros, con ese derroche de simpatía y profesionalidad.

Por segundo año consecutivo voy a leer un texto para que mi breve alocución lo sea de veras, en la confianza de que me permitirán compartir con ustedes algunas reflexiones e ideas importantes para nuestro desarrollo empresarial.

En primer lugar, es preceptivo ante todo mostrar nuestra gratitud a la dirección y trabajadores de la institución que nos acoge, El Casino Gran Vía de Madrid, especialmente a Alexandra Pomian, directora de Marketing, por facilitarnos la celebración en sus bellas e históricas instalaciones de un acto tan simbólico como el que nos ha reunido aquí esta tarde, la entrega de los Premios Escriduende a los autores, obras e instituciones más relevantes de la Feria del Libro de Madrid 2024. De esta manera se demuestra una vez más que el Casino Gran Vía es una institución abierta a la cultura en general y a la literatura en particular.

El pasado año cerramos una etapa fructífera e ilusionante de nuestro proyecto editorial, lo que nos ha posibilitado comenzar en 2024 un nuevo ciclo que auguramos sugerente y motivador, aunque no exento de riesgos e incertidumbres.

Tras veintisiete años de actividad editorial continuada, que nos ha permitido cumplir los sueños e ilusiones de más de dos mil seiscientos cincuenta autores y ofrecer a los lectores centenares de miles de páginas de la mejor literatura, afrontamos el porvenir, oculto entre inciertos nubarrones que nos impiden vislumbrar el horizonte con nitidez, con renovadas esperanzas, así como con nuevas ideas e interesantes planes de desarrollo que ojalá podamos ver cumplidos.

Nuestro trabajo, artesanal y minucioso, aunque desarrollado con las más modernas tecnologías, nos obliga a planificarnos a medio y largo plazo, lo que implica que en 2027 podremos evaluar los resultados de nuestra gestión, momento en el que el Grupo Editorial Sial Pigmalión, una empresa familiar, aunque con espíritu universal, habrá cumplido tres décadas de trabajo efectivo.

Entre los objetivos prioritarios marcados está la consolidación de nuestro grupo editorial en Iberoamérica, apostando fundamentalmente por dos mercados: el colombiano y el mexicano, aunque también seguiremos trabajando en Perú, Chile y Estados Unidos, aunque a un ritmo más atenuado.

La magnífica recepción de nuestras publicaciones, así como el sustancial incremento de propuestas de edición, auspiciado por las alianzas suscritas con universidades, empresas e instituciones diversas, nos hacen concebir rozables esperanzas de asentamiento y consolidación en estos países hermanos de América.

Asimismo, queremos posicionar nuestra librería online entre las más activas del entorno peninsular, incrementando los servicios y ventajas que ofrecemos a los lectores fieles que nos están acompañando desde que la pusimos en marcha durante el mes de abril de 2020, cuando la pandemia causaba estragos a nivel global. En ese contexto descorazonador y de incertidumbre la lectura se convirtió en la actividad primordial elegida por la mayoría de la población mundial. Y Sial Pigmalión llegó mediante esta iniciativa a los hogares de nuestros lectores para ayudarles a combatir el desconcierto y para mitigar las privaciones y sufrimientos, demostrando que la literatura puede tener también un componente terapéutico y sanador.

Igualmente, con el reciente cambio de sede, que apenas estamos ultimando, pretendemos estar más accesibles para nuestros proveedores, colaboradores, autores y clientes, pudiendo responder con mayor celeridad y eficacia a sus necesidades.

En lo que se refiere a nuestra línea editorial, hemos consolidado e incrementado nuestras colecciones académicas, al igual que las de teatro, cine, pensamiento, literatura de viajes y africanismo, sin olvidarnos de seguir auspiciando las ediciones literarias (de narrativa y poesía, fundamentalmente).

Por último, apostamos por la consolidación de nuestras colaboraciones con prestigiosas instituciones culturales (universidades, fundaciones, grupos de investigación, asociaciones, etc.), que nos posibilitarán seguir ampliando nuestros proyectos de carácter social (campañas de promoción de la lectura, donaciones de libros a colectivos más desfavorecidos, desde el punto de vista económico, social y cultural, etc.).  

De esta manera, seguiremos manteniendo nuestras señas de identidad, completando y difundiendo un sugerente y variado catálogo editorial que es la muestra palpable de que seguimos realizando nuestro trabajo de la mejor manera: aportando excelencia, profesionalidad y dignidad a cuanto hacemos.

Pero, para conseguir todos estos propósitos y objetivos marcados necesitamos el respaldo, colaboración y apoyo de los destinatarios naturales de nuestro trabajo: los lectores, de la sociedad, de todos ustedes, nuestra familia literaria. Porque si somos más, seremos mejores y podremos plantearnos más altos fines.

Por todo ello, les damos las gracias de corazón a todos cuantos confiaron en nosotros, nos asesoraron, nos ayudaron, sufrieron y disfrutaron con los trabajos compartidos y, especialmente, porque nos sirvieron de ejemplo e inspiración.

Les esperamos el próximo año para renovar nuestro compromiso de seguir mejorando.

Y no se olviden de ser felices. Muchas gracias.

Fernando Orea y Ana Ramos presentaron el acto
Con el micrófono, Jorge Ortega Arroyo
Maher Abder-Rahman
En primer término, Armando Lozano