La banda de música de Puertollano

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Suscríbete a las noticias diarias en tu email
Recibe todas las noticias de Puertollano en tu correo
Son las 04:55 del Miércoles, 23 de Octubre del 2019.
La banda de música de Puertollano

     El pasado domingo 5 de noviembre tuvo lugar en el salón de actos del colegio salesiano un concierto extraordinario de la AMC “Banda de música de Puertollano”. Las más de 300 personas que se dieron cita  para seguir el acontecimiento tuvieron el privilegio de escuchar un programa interpretado de manera magistral por esta agrupación. En la primera parte subió al escenario su director titular, José Manuel García Pozuelo, para interpretar las composiciones “Torre del oro” y  “First Suite en Mi bemol”, que consta de tres movimientos: Chaconne, Intermezzo y March. En la segunda parte tomó la batuta el compositor y director belga Jan Van der Roost para interpretar dos obras de su autoría: “Slavia” y “Cuentos de hadas del bosque de los hermanos Grimm”, que contiene cinco movimientos.

     El concierto despertó la admiración del público, que premió a los directores e intérpretes con calurosos aplausos y muestras de aprobación. Para responder a estas manifestaciones de entusiasmo, la Banda ofreció otro par de obras que no hicieron sino acrecentar la favorable acogida del auditorio.

     El patrimonio cultural de una ciudad no solo está formado por monumentos y similares manifestaciones materiales sino también por las personas que individualmente o en grupo enriquecen la cultura del municipio. En este sentido, no cabe duda de que el acervo cultural de Puertollano se engrandece de modo singular  con esta agrupación musical que comenzó su andadura en 2013 y que ya cuenta con un bagaje de más de 50 conciertos en diversos puntos geográficos. Su participación en certámenes ha cosechado varios galardones: primer premio en el II Certamen Regional de Bandas “Villa Mota del Cuervo”; segundo premio en el XLII Certamen Internacional de Bandas “Villa de Altea”; mejor puntuación del público en el XVII Certamen Internacional de Bandas “Villa de Aranda”. Ha concurrido asimismo a los certámenes de Manzanares, Olivares (Sevilla) y Linares. Especial recuerdo guardan de sus intervenciones en el Parque del Buen Retiro de Madrid y en el Patio de Armas del Alcázar Imperial de Toledo.

     En su trayectoria ha sido dirigida por destacadas personalidades como Mercedes Padilla (catedrática del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid), José Manuel García Pozuelo  (director titular de la Banda), Ángel Parla (director honorífico y titular de la Banda Municipal de Puertollano durante 33 años), Alfredo García (director de la CROS), Francisco A. Moya (director de la OFMAN), Celio Crespo (director de la Unidad de Música de la Academia de Infantería), Jan Van der Roost ( compositor de 270 obras de diversos estilos) y algunos más de notable categoría.

     Los conciertos que la Banda de Música de Puertollano ofrece en nuestra ciudad tienen lugar en el salón de actos del colegio salesiano, un espacio que ha contribuido a mantener la actividad cultural  programada por el Ayuntamiento en el periodo comprendido entre la desaparición de la  sala única  del cine Córdoba, para construir los multicines Ortega, y la apertura del Auditorio Municipal en 1995. En la actualidad, esta añeja sala se mantiene viva tanto para actividades de la propia institución como para espectáculos de cara al exterior. Hay que agradecer a los sucesivos directores del colegio su predisposición para ceder el recinto a colectivos diversos y las facilidades que siempre han brindado al respecto, cuestiones de las que podemos personalmente dar testimonio. De ello se beneficia ahora esta agrupación musical, que ha conseguido que un  numeroso público remonte la cuesta que conduce a la puerta de acceso y  ocupe sus asientos con la expectativa, nunca defraudada, de escuchar los programas acertadamente seleccionados por el colectivo. Invariablemente, la primera impresión que recibe el espectador es el entusiasmo que se vislumbra en los componentes de la Banda que aguardan en el vestíbulo dispuestos a entrar en la sala. Son 58 músicos en los que se aprecia un equilibrado contraste entre  veteranía y  juventud, algunos  aún alumnos del Conservatorio de Música. Nada más comenzar el concierto esta diferencia desaparece y todos se muestran como aventajados intérpretes. Una vez reconocido el papel jugado por el colegio salesiano para albergar actividades culturales, hay que decir que el escenario idóneo para llevar a cabo cualquier acto musical es el auditorio municipal, que dispone de unas excepcionales condiciones acústicas y que ofrece al espectador las comodidades derivadas de su céntrico emplazamiento y magníficas instalaciones.

     Por mucho que desde fuera se hagan conjeturas acerca del esfuerzo que supone el mantenimiento de una agrupación como esta, solamente sus componentes saben a ciencia cierta las dificultades que tienen que salvar día a día para que no se malogre un proyecto tan digno de elogio. Es un esfuerzo múltiple para compaginar horarios, coordinar actividades, programar el contenido de las actuaciones, ensayar, allegar recursos económicos, organizar viajes, y otras muchas cuestiones. La respuesta que puede dar la ciudadanía para corresponder a los notables resultados de su labor es asistir a los conciertos, en la seguridad de que no quedarán defraudadas sus expectativas, y convertirse en socios de la Banda a cambio de una  módica aportación de 10 euros anuales. Hay que tener en cuenta que la entrada a los conciertos suele ser gratuita.

     La Banda de Música de Puertollano es una feliz iniciativa que se consolida paulatinamente y que requiere  nuestro apoyo para alejar cualquier posibilidad que la ponga en riesgo. Junto a la Banda Municipal de Música, eleva la calidad de vida de los ciudadanos mediante la oferta de una actividad cultural que siempre ha distinguido a las sociedades más avanzadas. Las bandas de música son expertas en convertir la música culta en popular y, por tanto, en poner al alcance de todos un signo de refinamiento que eleva el espíritu. Si es cierto que la música amansa a las fieras, imaginemos el beneficio  que puede aportar al atribulado ser humano. Conservar los colectivos que tanto nos aportan también es cuidar el patrimonio local.      

Eduardo Egido Sánchez

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)