El tabaquismo afea tu piel hasta amortajarla

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Suscríbete a las noticias diarias en tu email
Recibe todas las noticias de Puertollano en tu correo
Son las 03:19 del Lunes, 26 de Agosto del 2019.

“El tabaco envicia al colágeno debilitando su producción y, por tanto, reduciendo la elasticidad de la piel, causa primaria de los surcos prematuros, sobre todo en la cara y en el cuello. También provoca la aparición temprana de las manchas oscuras que tanto afean nuestro rostro y origina acumulación de nicotina en la zona labial o en la yema de los dedos”, señala.

Los fumadores y fumadoras de 40 a 50 años de edad tienen mayores probabilidades de mostrar arrugas idénticas en sus caras a las de los no fumadores de 60 o 70 años.

Dr. Eduardo López Bran
“Si dejas de fumar, tu salud y tu piel volverán a brillar”, palabra del @DrLopezBran. EFE/David Talles

El consumo de tabaco no solo te llena la cara de arrugas prematuras, sino que la nicotina dificulta la curación de las heridas superficiales y su cicatrización al estrechar los vasos sanguíneos e impedir su correcta oxigenación“, destaca López Bran, director de la Clínica IMEMA. 

Además, te quita el brillo natural de la piel, dejándola grisácea amarillenta, sin vida; y la reseca debido al monóxido de carbono que contienen el humo del cigarrillo. Los dientes perderán, sin duda, su lucidez… y el cabello, más allá de su aspecto contaminado, dejará de ser fuerte y se caerá con mayor facilidad.

En las mujeres, fumar provoca una disminución de sus estrógenos.

“Al tener menos hormonas se acelera la sequedad de la piel y la atrofia de la superficie cutánea… y puede provocar un ligero aumento de los andrógenos (hormonas masculinas), lo que nos lleva a un crecimiento de mas vello y más pelos en zonas indeseables”, resalta.

¿Se pueden revertir los efectos del tabaco en la piel?

“Sí, pero es imprescindible dejar de fumar. Para recuperar la piel se emplean cremas con con ácidos retinoico (derivado de la vitamina A, con propiedades antiarrugas y reafirmantes) y glicólico (que penetra en capas más profundas de la piel), con el objetivo de acelerar su descamación”, expone.

“A la vez -continúa-, se realizan exfoliaciones químicas (peeling), que consiguen eliminar las células muertas y acelerar la regeneración de la piel. También es conveniente el consumo de suplementos alimenticios que ayuden a combatir los radicales libres, como las vitaminas A y E, el zinc y el selenio”.

Por supuesto hay que abandonar la costumbre de tomar el sol sin protección solar suficiente contra los rayos ultravioleta y beber alcohol solo en fechas marcadas en rojo en el calendario. La piel se recupera del todo pasados tres o cuatro años.

Para el doctor Eduardo López Bran, especialista en trasplante capilar robótico con ARTAS, y a pesar del daño dermatológico, lo peor del humo del tabaco llegará con los problemas cardiovasculares, como el infarto agudo de miocardio o el ictus cerebral, y las neoplasias cancerígenas, sobre todo en el pulmón,en la boca o en la garganta. 

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)