“Roadhouse Blues”: Morrison en estado puro

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

VI Concurso de Dibujo Ecológico

Son las 15:56 del Miércoles, 30 de Noviembre del 2022.
“Roadhouse Blues”: Morrison en estado puro

       La frase para la mística del rock’n roll “vive rápido, muere joven y tendrás un cadáver bien parecido” se aplica con ejemplar rigor a la figura de Jim Morrison, epítome de todos los “ángeles caídos” en la historia pop, líder, alma mater y hasta bufón del grupo angelino The Doors y una de las figuras más recordadas de aquella época a finales de los sesenta cuando se creyó que todo era posible.

       Seis discos de estudio memorables, mientras que Morrison vivió, tienen una notable colección de grandes temas, quizá incluso mejores que el que hoy ofrecemos: desde el inefable “Light My Fire”, versionado por medio planeta, hasta  “Break On Through” o el enigmático “The End” que eligió F.F.Coppola para su “Apocalypse Now” (1979) la conjunción lograda entre el hipnótico teclado de Ray Manzarek, la guitarra de Robby Krieger y la batería de John Densmore, daban respaldo más que suficiente a esa tormenta sobre el escenario llamada Jim Morrison, un poeta underground envuelto en sus propios demonios internos provocados por la ingesta de todo tipo sustancias, más o menos adictivas. Hijo de un militar, y por tanto nómada en plena adolescencia, Morrison encontró en Los Ángeles el clima idóneo para explotar su sensibilidad innovadora, el resto es casi historia y, aunque la película sobre el grupo, “The Doors” (1991, Oliver Stone), haga más o menos justicia a las ínfulas creativas de Morrison, lo cierto es que en el tránsito a los setenta, las tres grandes “J” del universo “hippy” murieron en parecidas circunstancias y con terribles problemas existenciales: Jim Morrison, Jimi Hendrix y Janis Joplin engrosaron pronto el Olimpo de juguetes rotos.

 

“Roadhouse Blues”se grabó justo hace 45 años, durante los días 4 y 5 de Noviembre en los estudios Elektra de Los Ángeles con un Morrison algo pasado de vueltas que sólo retomó la verticalidad el segundo día, cuando la canción toma definitivo cuerpo y los sesioneros de lujo presentes ponen coherencia en el boogie-blues que estaban fabricando. La furiosa armónica que sustancia el tema fue debida a un viejo conocido de la Costa Oeste, John B. Sebastian, ex Lovin’ Spoonful que más o menos por la época estaba colaborando con Crosby, Stills, Nash & Young en su “Deja Vu”; hay aportes vocales de John Lee Hooker, el legendario bluesman que, sin embargo no fue el único mito presente ya que para las labores de bajo, Elektra confió en un hombre de la casa, Lonnie Mack, un afamado guitarrista de blues, en aquel entonces retirado y ante el que los Doors se quedaron estupefactos (imaginaos si en vuestra clase de natación se presenta Mireia Belmonte para ilustraros sobre brazas y mariposas) Ray Manzarek cambió su habitual Wurlitzer eléctrico por un piano de tachuela, similar al empleado por los Beach Boys en “Good Vibrations”, Paul A. Rothchild volvió a ser el productor de la canción y de todo el álbum “Morrison Hotel” que fue publicado en febrero de 1970, para llegar a España más o menos en el verano del mismo año (cosas rara para la época).

       En aquella época, había al menos tres tiendas de discos en Puertollano, situadas en el cruce de San Feliciano con Alejandro Prieto; en la calle Aduana, casi esquina con Santísimo y en la calle Vélez, en el local que hasta hace poco fue de Radio Duque y que, en aquel entonces, tenía una magnífica sección de discos que se vio desbordada por la marea de vinilos de CBS, multinacional que acababa de instalarse en España. Por tanto, en el verano del 70 disponer en los escaparates del “Morrison Hotel”, así como de los primeros discos de Santana, Chicago, o el genial “Bridge Over Troubled Water” de Simon & Garfunkel, fue una hemorragia de satisfacción melómana: estabas comprando en tu pueblo de toda la vida los discos que aparecían como novedad en el “Disco Express” o en el “Mundo Joven”: la vida no podía ser mejor.

Juanma Nuñez Rodrí­guez
Videos disponibles
Audios disponibles

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)