“The Weight”: ¿Sólo cuestión de peso?

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

VI Concurso de Dibujo Ecológico

Son las 14:27 del Miércoles, 30 de Noviembre del 2022.
“The Weight”: ¿Sólo cuestión de peso?

Una inmensa multitud de sensaciones, algunas de ellas encontradas, acuden cuando oigo y me deleito (siempre que la oigo) con esta maravillosa canción a la que considero, con todo merecimiento una de las mejores de la historia del rock’n roll (y no soy el único). Como todas las canciones que van apareciendo en esta columna, “The Weight” no sólo está considerada como un clásico, sino que, además, tengo con ella un trato especial: haga el tiempo que haga que no la escucho siempre parece decirme algo. Cuando intento recordar nuestro primer encuentro nunca sé situarlo cronológicamente aunque tengo claro que durante la proyección de “The Last Waltz” (M.Scorsese, 1978) se me erizó el pelo cuando contemplé en la oscuridad y silencio de la sala de cine (creo que era El Españoleto, en Fernández de los Ríos, Madrid) la estupenda escenografía que podéis visionar en el primer vídeo de nuestra selección. Cuando Mavis Staples canta su parte con esa negra voz aterciopelada, mientras Robbie Robertson acaricia su guitarra de doble mástil y Levon Helm con toda su alma da el contrapunto a la batería… cuando todo eso ocurre, le pueden dar a todo lo demás.

 

“The Weight”ni siquiera nació como un éxito; su irrupción en 1969 en los “charts” fue tan discreta que nadie se acordaría de ella hasta que la increíble Aretha Franklin la hizo éxito en los USA, acompañándose a la guitarra del tristemente desaparecido Duane Allman, una pareja cuando menos sorprendente para la época. Si comparáis el sonido Franklin con el de The Band (en la grabación original de 1969), desprovisto de la mística que Scorsese aporta, os daréis cuenta del pedazo de tema que tenemos en las manos. Canción surgida dentro del paquete para “Music for the Big Pink” (1969), primer disco de un grupo de canadienses que habían rodado desde los últimos cincuenta con el vaquero Ronnie Hawkins y para los que habían usado el apropiado nombre de The Hawks. Abandonar a un jefe y establecerse como grupo con un nombre tan sencillo como arrogante (La Banda) no fue fácil y, de hecho, la existencia del grupo estuvo siempre salpicada por el enfrentamiento entre Robbie Robertson y Levon Helm, con las derivas que, en cada caso aportaban Garth Hudson, Richard Manuel y Rick Danko, los otros integrantes del quinteto. Carago de dobles lecturas, como gustaba hacerse en la época, el vinilo sólo fue valorado años más tarde cuando todo el mundo volvió la vista sobre The Band, una vez que se convirtieron en grupo de apoyo de Bob Dylan y con él dieron lugar a aquellas míticas “The Basemente Tapes” (1975), obra clave del cantautor de Minnesota.

 

“The Weight” (“El Peso”, como se tradujo aquí) es una críptica canción que aborda en su letra elementos surrealistas sobre el pecado, la muerta, el diablo y el peso de la culpa, temas, por lo demás, muy abundantes en la literatura “beatnik” de la época y en los diferentes folklores de la pradera americana. Robbie Robertson, erigido en autor del tema, aunque luego tuvo de dirimir en los tribunales esa cuestión, contó abiertamente las influencias surrealistas del cineasta español Luis Buñuel y sus aportaciones estéticas y vitales; sin embargo , ajena a una letra de dobles y triples sentidos, la música es de una sutileza casi enervante. La manera casi monótona en que se enlazan verso-estribillo y la costumbre de cada uno de los miembros cuente/cante uno de los episodios, dan lugar, junto a esos coros ascendentes, a una emotiva carga, de la que no quieres librarte. El tema ha sido versionado por multitud de artistas, incluso su aparición en la banda sonora de “Easy Rider” (D.Hopper, 1969), fue realizada por Smith, aunque en la versión “Deluxe” de la citada banda sonora, se aporta la interpretación de The Band.

 

Con el paso del tiempo y tras la separación del grupo en el ya citado concierto grabado por Scorsese que dio lugar a un lujoso triple álbum (que me compré con la liquidación de mi primer trabajo allá por 1979) The Band acabó erigiendo un monumento a “The Weight”, canción repartida en derechos por los cinco miembros, donde Levon Helm, el baterista, menos porcentaje acabó recibiendo a pesar de ser (bajo ciertos puntos de vista, a los que me uno) el “alma” que subyace en las emociones del tema. De hecho, Levon, en su lucha contra el cáncer de garganta que le acabó llevando a la tumba, tenía como costumbre reunir en el granero de su granja en Woodstock a un grupo de amigos para cantar “El Peso y quitárselo de encima” (esta frase es mía). Una de esas reuniones podéis disfrutarla con un Levon ya muy dañado (2009), mientras que otra va de homenaje al mítico batería con prácticamente los mismos invitados, entre los que se distinguen los ilustres John Hiatt, Sheryl Crow y Booker T. Jones, entre otros. Fallecido Helm en abril de 2012, los siguientes vídeos forman parte de homenajes más o menos cercano al músico fallecido: Springsteen, Fogerty, Clapton y los Black Keys rememoran uno de los hitos de nuestra historia como melómanos. Bon Apetit.

Juanma Nuñez Rodrí­guez
Videos disponibles

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)