11 de noviembre de 1989, el día que un corazón se volvió a juntar (al igual que otros miles de corazones que también lo hicieron aquel día)

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

Semana de la ciencia y la energía
Son las 01:20 del Lunes, 22 de Octubre del 2018.
11 de noviembre de 1989, el día que un corazón se volvió a juntar (al igual que otros miles de corazones que también lo hicieron aquel día)

 

El 11 de noviembre de 1989 fue un día que cambió la historia. Personalmente no lo viví, ya que nací en agosto de 1990. Sin embargo, la trascendencia que ha tenido en nuestra sociedad aquella fecha ha sido tal que sería imposible entender nuestro modo de vida sin él. En música, por supuesto, también marcó un antes y un después para muchos de los que se dedicaban por aquellas fechas a tal empeño.

 En el artículo de hoy voy a dejar un poco de lado a la órbita compositiva para hablaros de uno de los mejores violonchelistas de todos los tiempos: Mstislav  Rostropovich, quien cómo comentaré después, formará parte de la memoria histórica de aquel día.

El cellista nace 27 de marzo de 1927 en Bakú (Azerbaiyán. Su padre era violoncehlista y su madre pianista, lo que sin duda propició que el joven Mstislav se decantara por ser músico. Rostropovich, junto con Shostakovich en mi opinión, era el músico más distinguido que había dado la Unión Soviética. . Estudió en el conservatorio de Moscú y recibió varios galardones de la unión soviética.

 Más allá de sus innegables dotes para el violonchelo, de este genial intérprete resaltaría su calidad humana, calidad que quedó palpable cuando el 11 de noviembre de 1989, tras enterarse de la caída del muro del Berlín, y sin dar explicaciones a nadie, decidió tomar un avión y ponerse a tocar a los pies del muro que tanta división había generado durante décadas. El músico  se justificó argumentando que “antes no podía tocar en Berlín Oeste, luego no se me permitió ir a Berlín Este. Cuando el muro se cayó, mi vida se volvió a juntar”.

Entre las personalidades con las que Mstislav solía relacionarse, destacaría los compositores Dimitri Shostakovich o Serguei Prokofiev, quienes pertenecen a una enorme lista de compositores que le escribieron algunas obras, o su majestad la Reina Sofía, actual reina emérita, con quién mantenía una estrecha amistad.

Hay innumerables grabaciones de Mstislav Rostropovich, pero sus interpretaciones de las suites para violonchelo de J.S. Bach son una de las muchas joyas que ha dejado para la posteridad.

No establecido
Marcelino Mora González
Videos disponibles

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)