Haydn: ¡Qué no se alarguen más las vacaciones de verano!

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

Semana de la ciencia y la energía
Son las 12:06 del , 21 de Octubre del 2018.
Haydn: ¡Qué no se alarguen más las vacaciones de verano!

 

 

El alemán Joseph Haydn es uno de los compositores clásicos más importantes de todos los tiempos y uno de los máximos exponentes del clasicismo musical. Cómo todo artista de aquella época, estaba bajo la tutela de  la familia aristócrata húngara Esterházy.

Haydn vivió durante la mayor parte de su vida aislado de las corrientes artísticas y producciones que otros compositores desarrollaban, por lo que no le quedó más remedio que explotar al máximo su imaginación.

A pesar de su aislamiento, al final de sus días gozó de una gran popularidad por toda Europa, siendo considerado como el padre de la sinfonía. Además, era un gran admirador de Mozart, con quién mantenía una estrecha amistad e impartió clases al mismísimo Beethoven. 

Entre sus múltiples sinfonías, he seleccionado la Sinfonía Nº45, conocida como sinfonía de los adioses, compuesta en 1772.

Esta obra fue compuesta durante unas vacaciones de verano en Eszterháza. La estancia allí se estaba alargando tanto tiempo, que los sirvientes comenzaron a quejarse entre ellos de estar apartados de sus familias, sin tener el valor suficiente de decírselo al príncipe Esterházy. Por ello, Haydn decició escribir una sinfonía donde al final de la obra, en el cuarto movimiento, los músicos empezaran a abandonar el escenario, apagando tras ellos las velas de su atril, hasta quedarse únicamente un par de violines: el concertino Tomasini y el propio Haydn.

El príncipe Esterházy pilló la indirecta y al día siguiente retornaron a sus casas.

No establecido
Marcelino Mora González

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)