Jacqueline du Pré: Una década para conquistar la eternidad

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

Son las 08:28 del Sábado, 4 de Diciembre del 2021.
Jacqueline du Pré: Una década para conquistar la eternidad

Los artistas, como las estrellas, nacen, crecen y desafían al olvido cuando ya no están. Afortunadamente, en ocasiones dejan tras de sí un halo de luz que sigue brillando en el firmamento durante el resto de la eternidad. Así podríamos resumir la breve pero imperecedera existencia de una de las violoncellistas más prestigiosas de la historia: Jacqueline du Pré.

Jacqueline nació en Oxford en 1945. Escuchó por primera vez el sonido del violoncello a los cuatro años a través de la radio. A los seis años comenzó junto a su hermana, flautista, a recibir clases musicales, llegando a ganar un concurso internacional de interpretación y dando su primer recital en la BBC con tan solo doce años.

En la navidad de 1966 conoció al que fue su compañero musical y sentimental: el pianista y director de orquesta Daniel Barenboim, con quien se casó un año más tarde. Ambos formaron una de las parejas musicales más fructíferas de la historia de la música. Lamentablemente, en el año 1973, cuando Jacqueline tenía 28 años, se le diagnosticó esclerosis múltiple y tuvo que retirarse de los escenarios, dejando tras de sí uno de los legados musicales más trascendentales de nuestra historia reciente.

Una de las grandes hazañas musicales de Jacqueline Du Pré fue su interpretación junto con la Orquesta Sinfónica de Londres del "Concierto para violoncello" de Elgar, compositor inglés de principios del siglo XX. En esta ocasión, Jacqueline utilizó un violoncello Strardivarius llamado "Davidov". El violoncello lo consiguió gracias a la doanción de su madrina Ismena Holland, quien era además una gran admiradora suya. Tras el fallecimiento de Jacqueline, el violoncello fue adquirido por la fundación Louis Vuitton. Actualmente, la fundación se lo ha cedido al prestigioso violoncellista Yo-Yo Ma.

Entre los múltiples reconocimientos y premios a Du Pré, se pueden destacar la Excelentísima Orden del Imperio Británico, la medalla de oro de la Guildhall School of Music de Londres y el premio Queen's Prize for British musicians.

En esta ocasión os dejo la interpretación del Concierto para violoncello" de Elgar, escrito en el verano de 1919 mientras la Primera Guerra Mundial seguía su curso. El estreno del concierto se recuerda como uno de los más desastrosos de la historia por la falta de tiempo para ensayar, siendo el director de aquella interpretación el compositor y director de orquesta Albert Coates y al violoncello Felix Salmond. El concierto fue casi destinado al olvido hasta que Jacqueline du Pré decidió recuperarlo y llevarlo al más alto nivel interpretativo, siendo una de sus mejores interpretaciones.

 

Marcelino Mora González

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)