La gota de lluvia

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Suscríbete a las noticias diarias en tu email
Recibe todas las noticias de Puertollano en tu correo
Son las 10:57 del Jueves, 29 de Octubre del 2020.
La gota de lluvia

Ahora que ya estamos en otoño y que teóricamente los días de lluvia deberían ser la tónica de nuestra rutina, hacemos menos vida social en la calle y pasamos muchas más horas en el hogar es un buen momento para disfrutar en nuestro tiempo libre de nuestras colecciones de música y libros. Siempre que hago referencia al formato físico de música y libros me surge la misma duda: ¿Queda aún un alto porcentaje de gente que consume cultura en formato físico o ya nos hemos pasado en masa al consumo digital a excepción de casos muy puntuales? Sea como fuere, yo soy de los que abogan por el consumo de ambos formatos, aunque bien es cierto que el formato físico últimamente lo voy reservando cada vez más para ediciones especiales o que tengan un atractivo extra como algún autógrafo o cosas así.

Viendo los cambios de temperatura y la caída incesante de las hojas, me ha venido a la mente un pequeño cuento que escribí para una actividad del colegio. Trataba sobre una gota lluvia que iba viajando por el mundo para encontrar no sé muy bien qué, pero durante el camino iba viviendo varias las aventuras típicas que un niño de nueve o diez años querría vivir. No tengo ni idea qué fue de aquel cuento, pero inconscientemente siempre me acuerdo de él cuando llega el otoño.

Años más tarde, en una clase de análisis musical del conservatorio, descubrí una pequeña pieza que trataba precisamente de eso: de una gota de lluvia. Estamos acostumbrados a que se dediquen obras de arte a eventos, amores platónicos o figuras representativas de alguna institución, pero ¿a una gota de lluvia?. Efectivamente, aunque parezca un poco extraño a priori,  Chopin dedicó este preludio para piano a una gota de lluvia.

Frédéric Chopin fue un compositor y pianista polaco nacido en 1810. Es considerado como uno de los pianistas más virtuosos de la historia de la música y uno de los principales representantes del Romanticismo musical. En 1831 se estableció en Paris, donde se integró casi de inmediato en la alta sociedad musical parisina. A pesar de no tener descendencia, legó sus enseñanzas a otro de los grandes compositores de la historia de la música: Franz Liszt, a quién tuvo como discípulo y llegó también a ser uno de los grandes pianistas de su época.

El Preludio Op.28, también conocido como "preludio de la gota de lluvia", pertenece a la colección de 24 Preludios para piano. Chopin evoca a través de la repetición de la nota Lab el tintineo de una gota de lluvia. Este preludio fue escrito, muy probablemente, durante la estancia en Mallorca de Chopin en 1838. Como podréis escuchar, se trata de una pieza breve y de carácter calmado que nos invita a perdernos en nuestros pensamientos contemplando desde la ventana uno de los días otoñales que estamos viviendo.

En esta ocasión os dejo la interpretación del preludio llevada a cabo por Valentina Igoshina, pianista rusa que aún se encuentra en activo. Una de las grandes desventajas (y por otra parte grandiosidad) que tiene la música es su carácter efímero. A diferencia de otras artes, hasta hace recientemente poco no podía ser plasmada en un dispositivo que permitiera su disfrute en tiempos venideros. Hubiera estado muy bien poder disfrutar de la interpretación de algunos de los grandes concertistas que han desarrollado su carrera a lo largo de la historia, y de los que solo nos quedan las crónicas de sus conciertos que, aunque son un material documental de altísimo valor, no pueden suplir la experiencia de haber escuchado en primera persona alguna de sus interpretaciones.

Marcelino Mora González

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)