Talasana, la postura de la palmera

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Suscríbete a las noticias diarias en tu email
Recibe todas las noticias de Puertollano en tu correo
Son las 05:32 del Viernes, 20 de Mayo del 2022.
Talasana, la postura de la palmera
En nuestro artículo de la semana pasada ”La ansiedad, un veneno que corroe nuestra vida” recomendábamos la práctica de Talasana. Hoy explicamos cómo realizar esta asana, con las indicaciones e imágenes de The Yoga Institute de Mumbai (India), el centro de Yoga más antiguo del mundo. Cuando acometas cualquier práctica ten siempre presente que en Yoga no competimos contra nadie ni contra nada, nunca forzamos nuestros propios límites ni traspasamos el umbral del dolor.
_____________________
 
TALASANA
Yogendra Talasana o la postura de la palmera es una asana cultural para el estiramiento de la columna vertebral. Existen cuatro variaciones, aunque la posición inicial será la misma para todas ellas: 
- De pie, con las manos a los respectivos lados del cuerpo. 
- Los pies paralelos entre sí y separados a la distancia de la longitud de nuestro pie. 
- Cuello y pecho rectos, el abdomen en un contorno normal y la barbilla ligeramente hacia adentro. 
- La mirada enfocada en un punto fijo delante de ti.
Recuerda inhalar y exhalar siempre por la nariz.
 
TALASANA I
1. Inhalando, eleva el brazo derecho hacia adelante, con un estiramiento completo hacia arriba para alcanzar la posición vertical. Mantén el brazo cerca de la oreja. El brazo izquierdo relajado, junto al cuerpo. Mantén ambos brazos rectos, pero no rígidos.
2. Al mismo tiempo que elevas el brazo, levanta ambos talones para lograr un estiramiento máximo del cuerpo.
3. Sincroniza los dos primeros pasos, mientras inhalas en 3 segundos.
4. Ahora, en equilibrio sobre las puntas de los pies, con el estiramiento hacia arriba completo del brazo y el cuerpo, mantén la mirada al frente y la postura durante 6 segundos, reteniendo la respiración (posición final).
5. Vuelve a la posición inicial:
a. Gira la palma de la mano derecha hacia afuera y exhalando, manteniendo el brazo recto, bájalo describiendo un círculo hacia atrás y hacia abajo. 
b. Simultáneamente, baja los talones para llegar la posición inicial.
c. Sincroniza los pasos anteriores (a y b) mientras exhalas, en 3 segundos.
6. Mantén la posición inicial durante 2-3 segundos, con la respiración suspendida.
7. Ahora, repite los pasos anteriores con el brazo izquierdo, manteniendo el brazo derecho relajado a un lado, para completar una ronda.
Talasana I
 
 
TALASANA II
1. Igual que Talasana I, pero elevando ambos brazos al mismo tiempo.
2. Sigue la secuencia explicada anteriormente para completar una ronda.
Talasana II
 
 
TALASANA III
1. Igual que las anteriores, pero elevando ambos brazos lateralmente desde los lados respectivos para un estiramiento completo hacia arriba.
2. Haz que las manos alcancen la posición vertical y luego une las palmas en esta posición de brazos estirados hacia arriba.
3. Sigue la secuencia descrita en las variantes anteriores para completar una ronda.
Talasana III
 
 
TALASANA IV
1. Inhalando, eleva ambos brazos lateralmente, pasando por encima de la cabeza y cruzando las muñecas, para un estiramiento completo hacia arriba.
2. Sigue la secuencia explicada antes para completar una ronda.
Talasana IV
 
 
PRÁCTICA ESTÁTICA DE TALASANA
1. Alcanza la posición final en Talasana II.
2. Manteniendo el equilibrio sobre las puntas de los pies, con el estiramiento completo hacia arriba de los brazos y el cuerpo, mantén la mirada fija al frente.
3. Mantén esta postura con una respiración normal, lenta y rítmica.
4. Vuelve a la posición inicial, igual que en Talasana II.
 
RECOMENDACIONES
1. Practica 1 ronda de cada variante, con una pausa entre rondas.
2. En la postura estática, mantén la posición final durante 30 segundos, llevándola gradualmente hasta 1 o 2 minutos con la práctica regular.
 
CONTRAINDICACIONES
- Hombro rígido (capsulitis adhesiva)
- Artritis
- Hipertensión
- Problemas cardíacos graves.
 
 
BENEFICIOS DE TALASANA
- Facilita el estiramiento máximo del cuerpo y ayuda a aumentar la estatura.
- Ayuda a aumentar la circunferencia y el contorno del pecho.
- Desarrolla los músculos respiratorios y la capacidad vital.
- Mejora la elasticidad, capacidad y circulación de los pulmones.
- Mejora el flujo venoso.
- Mejora la flexibilidad de la columna vertebral.
- Tensa y tonifica los músculos generalmente relajados del abdomen.
- Se tonifican los músculos de las piernas y mejora el funcionamiento de las venas.
- Gracias al estiramiento de la columna vertebral, se alivia la presión indebida sobre las vértebras.
 
 
 
 
Harold Sequeira, Maestro de Yoga de The Yoga Institute de Bombay.
Traducción: Juan Felipe Molina

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)