El Concierto de Año Nuevo: Desde la Sala Dorada al mundo

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter
Son las 19:21 del Lunes, 25 de Octubre del 2021.
El Concierto de Año Nuevo: Desde la Sala Dorada al mundo

Tras todo lo acontecido en el año pasado, es bastante complicado conocer cómo será el transcurrir del año nuevo y prácticamente imposible anticipar su desenlace. Sin embargo, como cada uno de enero, nuestras vidas se llenas de propósitos, reuniones con allegados y, por supuesto, música. 

La mañana del 1 de enero nos brinda la oportunidad de viajar hasta la Sala Dorada de la Musikverein de Viena para ofrecernos el evento musical más espectacular del año: El Concierto de Año Nuevo, que ofrece  la orquesta más prestigiosa del mundo, la Orquesta Sinfónica de Viena.

El origen del concierto se remonta al 31 de diciembre de 1939, siendo un homenaje a las provincias orientales del Estado Alemán. Un par de años más tarde, el concierto se trasladó al día 1 de enero adoptando así su popular nombre. 

Gran parte del repertorio del concierto está basado en la saga de compositores Strauss, aunque con el devenir de los años cada director que se ha puesto al frente de la orquesta en tal señalado evento ha impreso su particular seña seleccionando obras de acuerdo a su gusto musical. 

Otro de los grandes clásicos del concierto son las flores que año tras año adornan la sala dorada. Desde 1980 hasta 2013, las flores eran un regalo uno de los referentes de la canción italiana, la ciudad de San Remo. En el año 2014 el adorno floral corrió a cargo de los propios músicos de la orquesta y a partir de 2015, son los floristas austriacos los que se encargan de que la sala luzca con el esplendor que se merece. 

En circunstancias normales, por las calles colindantes al teatro deambulan centenares de turistas japoneses con sus cámaras colgando mientras que el interior la Sala Dorada suele estar abarrotado de gente que adquirió sus entradas con un año de antelación. Efectivamente, para conseguir entrar a tan magnífica sala, aparte de desembolsar una cantidad considerable de dinero, hay que ser uno de los afortunados en obtener entrada, pues se ponen a la venta el día 2 de enero y en apenas unos minutos se venden todas las localidades. Afortunadamente para el resto de los mortales, este concierto es retrasmitido en directo por más de un centenar de televisiones y radios de todo el planeta.

Han sido múltiples directores los que se han empuñado la batuta frente a la orquesta a lo largo de la historia. En esta ocasión tan peculiar ha sido el italiano Riccardo Muti quien se ha encargado del concierto por sexta vez en su vida. Las personas que lo hayáis disfrutado en directo desde casa, pues la sala estaba despojada de público por la pandemia, estaréis de acuerdo conmigo que ha sido uno de los conciertos de año nuevo más emotivos y más impresionantes de la historia. Desde el inicio "Fantiniza" de Franz von Suppé hasta la clásica "Marcha Radezky" de Strauss, en esta ocasión con ausencia de palmas por la falta de público, recorriendo obras y paisajes austriacos, se ha demostrado que apostar por la cultura siempre merece la pena. Muchas eran las voces que hace unos meses vaticinaban la cancelación de dicho evento por la pandemia, pero después de todo lo vivido, ¿se imaginan un mundo sin música? ¡Por supuesto que no! Gracias a los avances médicos, a las medidas de seguridad y al gran capital del que dispone esta orquesta, los integrantes de esta sinfónica han podido realizar el tradicional concierto con todas las medidas de seguridad, recordándonos una vez más que la música nunca se detiene.

No se engañen, el Concierto de año nuevo no es un mero concierto más que se repite cada año. Este concierto es la carta de presentación ante más de 100 naciones de un país que apuesta fuerte por la música y la cultura, que año tras año ofrece sus mejores galas para ponerse en el foco mediático con la elegancia y el saber hacer de unos pocos privilegiados y, por supuesto, de quienes tienen claro que el mejor regalo que se les puede hacer a las generaciones futuras es dejarles un legado cultural fuerte. 

Si algo nos enseñó el pasado año es que la música, a pesar del poco valor que le damos cuando la tenemos, es de las últimas en irse y de las primeras en volver. Es capaz de unir millones de corazones a través de sus pantallas y hacer de una sala vacía una llamada a la esperanza. 

No me queda otra más que desearles un feliz año nuevo repleto de música y salud para que el año que viene, si Dios quiere, por estas fechas, podamos volver a disfrutar de una sala dorada abarrotada de palmas que despiden el concierto y dan la bienvenida al nuevo año bajo la dirección de Daniel Barenboim.

¡Feliz año 2021 y que la música os acompañe!

https://www.rtve.es/alacarta/videos/concierto-de-ano-nuevo/orquesta-filarmonica-viena/5749995/

Marcelino Mora González

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)