"Despedida de un gran comunicador", por Jose Luis Guijarro

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter


Advertisement

Son las 23:09 del Miércoles, 21 de Febrero del 2024.
"Despedida de un gran comunicador", por Jose Luis Guijarro

Conocí a Juan Manuel Romero, en su etapa de estudiante en el Colegio Salesianos, a través de un primo que estudiaba con él y desde entonces nos hicimos amigos.

Por aquel entonces ya tenía algo especial aparte de la voz radiofónica que lo hacía diferente, era un chico “despierto” y con unas ideas claras, yo diría que por entonces ya demostraba cualidades distintas a las del resto de conocidos e incluso por encima de la edad que tenía, y sobre todo un rasgo de su personalidad, era – como dicen en el Sur- buena gente, y no estaba equivocado, porque a lo largo de casi cincuenta años conociéndole, me lo ha seguido demostrando.

Yo he sido y sigo siendo un gran oyente de la Radio, la escucho a todas horas, y tengo buenos recuerdos de la emisora de cuando comenzó llamándose Radio Popular de Puertollano con Santos Alonso (q.e.p.d.) al frente, con Nati López, Loli Alonso, Juan Bautista, que luego se pasó a una televisión local, y así muchos nombres como ha recordado Juan Manuel en su despedida, que hacían lo que podían y sabían en la emisora local, y estoy seguro que muchos colaboradores lo hacían de manera altruista.

Han sido treinta y ocho años (que se dice pronto) como nos has recordado en tu despedida, los que has estado ejerciendo de locutor, de técnico, de redactor, de publicista, etc. no te ha quedado por tocar nada relacionado con la actividad radiofónica, lo has hecho todo y tuviste buenos maestros en la emisora.

Han sido muchos años llevándonos a través de las ondas, todo tipo de información sobre todo local y municipal, dándonos debida cuenta de lo que se “cocía” en los plenos del Ayuntamiento, y seguro que tantos años al pie de la noticia te habrá acarreado mas de una enemistad y algún dolor de cabeza, pero los que te conocemos nunca hemos dudado de tu honestidad y profesionalidad a la hora de transmitir la información.

También recuerdo cuando hace diez años, tuviste que hacerte cargo de la emisora, ya que la empresa por motivos comerciales, trasladó a tu compañero Víctor Morujo a la Cope de Ciudad Real, dejándote un gran dilema, si cerrabas la emisora o continuabas con ella de manera autónoma, y cómo me dijiste que no tenías más remedio que continuar con ella, porque no sabías hacer otra cosa más que la Radio, que es lo que habías hecho siempre.

Y estoy seguro, que hubo muchos “agoreros” que creyeron que no serías capaz de “reflotar” la emisora de Cope, y cómo hemos comprobado no sólo lo has conseguido sino que también has creado un diario digital en el que poder informarnos a cualquier hora, además de poder expresarnos, -cómo es mi caso-, los ciudadanos de Puertollano, entre otros.

Supiste rodearte de un gran equipo de gente joven, cómo Ana, Fernando, Rocío, los cuáles van a seguir al frente de la emisora, a buen seguro que con la misma ilusión que cuándo estabas al frente con ellos, ya que a lo largo de todos éstos años han demostrado ser todos ellos muy competentes.

Has sido todo un referente en Puertollano y un gran trabajador de la información, y cómo la mayoría de los que hemos sido autónomos no has tenido horario, le has echado a la emisora muchas horas para quitárselas a poder estar con la familia, cómo ha sido mi caso, pero al final creo que ha valido la pena todo ese esfuerzo y más aún cuándo tienes quién recoja “el testigo”, por todo ello te tiene que quedar la satisfacción del trabajo bien hecho.

Sé de antemano que el nuevo proyecto que empiezas el día uno de Febrero, serás igual de profesional y honesto, que cuando estabas en la Radio, y no defraudarás a la persona que ha confiado en ti.

Espero también que con el cambio de actividad, te sirva para tener más tiempo libre para dedicarle a tu familia, a tus amigos y ver que hay vida más allá de la emisora, y empieces a valorar,- cómo he hecho yo,- esas cosa tan simples como sentarte en una terraza, charlar con la gente sin temor a tener que dejarles porque el tiempo en la radio es oro.

Para finalizar te deseo suerte en tu nuevo reto, aunque creo que no te hará falta.