Las causas del dolor de espalda

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

Son las 07:04 del Sábado, 15 de Junio del 2024.
Las causas del dolor de espalda
 
Fruto de nuestro día a día, por malas costumbres al sentarnos, por pasar demasiado tiempo sentados, por estar de pie más de la cuenta, o bien por coger peso, por ejemplo, son numerosas las personas que se quejan de dolores de espalda.
El doctor Ghassan Elgeadi Saleh, jefe de Servicio de Traumatología del Hospital Quirónsalud Valle del Henares, en Alcalá de Henares (Madrid), recuerda que la espalda es fundamental para nuestro movimiento, es la encargada de soportar todo nuestro peso corporal y son numerosas las acciones que en el día a día pueden dañarla y provocar dolores.
“Es habitual que a partir de cierta edad las personas se quejen de dolores de espalda y es que, en muchas ocasiones, en nuestro día a día adoptamos malas posturas o costumbres que perjudican a esa zona tan sensible de nuestro cuerpo. Este dolor puede aparecer de repente o desarrollarse con el tiempo, remitir y volver a aparecer”, aclara.
Las posibles causas de los dolores de espalda
Así, este especialista menciona que las principales causas del dolor en la espalda son consecuencia de:
Dolor en espalda baja: Forzar un músculo, inflamación de las articulaciones facetaria o torcerse un ligamento son las causas más comunes.
Dolor de espalda al estar de pie: El principal motivo es la sobrecarga de la zona lumbar y esto puede estar causado por un mal movimiento, levantar peso de forma incorrecta, o bien agacharse en una mala postura.  
Me duele la espalda al toser: La causa más común es por la propia tos, la cual hace presión en el tórax, aunque también puede ser debido a una contractura, hernia discal, pulmonía, costilla lesionada, o bien a la endometriosis. 
El caso de la lumbalgia
Según el doctor Elgeadi, el 80 % de las personas a partir de los 40 años padecerá ese dolor de la parte media y baja de la espalda, de la ‘lumbalgia’, consecuencia habitualmente de malas posturas, sobreesfuerzos, vida sedentaria o incluso contracturas.
“Forzar un músculo o torcerse un ligamento son las causas más comunes de dolor de espalda baja, pero no hay que preocuparse porque siguiendo una serie de consejos básicos el dolor puede remitir en días o como mucho en pocas semanas”, destaca el especialista.
Los tratamientos, según el doctor, varían desde la fisioterapia, hasta la toma de medicamentos como antiinflamatorios o relajantes musculares, además de calor, descanso y ejercicio para fortalecer la zona.
No obstante, el traumatólogo sí reseña que un pequeño porcentaje puede padecer dolor en esta zona fruto de patologías degenerativas, del paso de los años, que llevan a desarrollar problemas en la columna vertebral a esa altura como la osteoartritis o la enfermedad degenerativa del disco, o bien ser fruto de patologías de carácter tumoral, reumático o, incluso, tener lugar tras procesos traumáticos.
¿Y si paso mucho tiempo de pie?
Relacionado con lo anterior, el experto del Hospital Quirónsalud Valle del Henares señala que hay personas que sienten dolor de espalda por permanecer de pie mucho tiempo y consecuencia de que tienen cargada la zona lumbar, tras movimientos repetitivos, malas posturas, el levantamiento de peso sin cuidado entre otras acciones.
“Aparte de pasar muchas horas de pie y sin poder sentarse, el sobrepeso, o lesiones en la zona lumbar también influyen en el dolor de espalda, así como el que la persona adopte posturas inadecuadas para nuestra espalda al estar de pie, el que la tengamos poco ejercitada y sus músculos debilitados, o bien el empleo de un mal calzado pueden influir negativamente”, prosigue el doctor Elgeadi.
Con ello, este traumatólogo aconseja en primer lugar el mantener una postura adecuada si deben pasarse muchas horas de pie para no sobrecargar la zona lumbar, de forma que se mantengan las piernas ligeramente separadas, y con los pies alineados a las caderas, de forma que se alivia la tensión en la zona que se puede generar tras el transcurso de las horas.
“Intentar realizar pequeños descansos también es aconsejable si pasamos muchas horas de pie por trabajo, a través de pequeños paseos, o si podemos agacharnos cada cierto tiempo o sentarnos también será idóneo; aparte por supuesto de ejercitar la espalda para fortalecerla con disciplinas como la natación, el pilates, o el yoga, y que también nos ayudarán a mantenernos en nuestro peso ideal”, aclara este experto.
Por otro lado, señala que el empleo de plantillas dice que también puede ser conveniente en estos casos, plantillas específicas para las personas que pasan mucho tiempo de pie, así como zapatos cómodos y con amortiguación y buena sujeción.
Dolores de espalda al toser
En última instancia, el doctor Ghassan Elgeadi Saleh recuerda que la causa más común de dolor por toser es por la propia tos: “Esta hace presión en el tórax, y al no descansar entre una tos y otra se produce el dolor. En estos casos no hay que preocuparse porque conforme va desapareciendo la tos así lo hará el dolor y para ello será necesario la ingesta de líquidos de forma abundante”.
Aunque, según advierte este experto, también los dolores de espalda al toser puede estar debido a una contractura muscular, de manera que se trata de un dolor muy localizado, como si fuera un pinchazo en algunas ocasiones, y que cuando toques la zona sin toser también molestará a la persona.
“Las pulmonías, una costilla lesionada, o bien la endometriosis pueden ser causas de dolor de espalda al toser. No obstante, siempre ante la mínima duda hay que consultarlo con un especialista quien, en función de la patología que se trate, aportará una solución u otra al paciente”, concluye.
  EFE Salud