Amar al enemigo

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

Son las 23:50 del Miércoles, 24 de Abril del 2024.
Amar al enemigo

 

Por Juan Felipe Molina

 

CASUS BELLI: Un motivo para declarar la guerra

Había dos amigos íntimos. Eran tan íntimos que hubieran comido del mismo plato. Además, estaban tan unidos por el yoga que compartían esterilla para sus prácticas.

Estaban muy unidos, era cierto, aunque su naturaleza era bien distinta. Uno tenía la naturaleza del escorpión, el otro la de una cobra con veneno mortal. Convivieron ambos, con sus respectivas naturalezas, durante diez años. Hasta que un día el escorpión sacó su aguijón y desafió a la cobra: un gran error.

Seis picaduras dio el escorpión a la cobra, pero ésta no reaccionó. Hasta que, en un instante de debilidad, la cobra lanzó su veneno. Atónito y sorprendido quedó el escorpión. Y acto seguido se declaró la guerra entre ambos.

PRATIPAKSHA-BHAVANA: PENSAR EN LOS OPUESTOS Y ACTUAR EN CONSECUENCIA

Los vrittis, que en la filosofía del yoga es el nombre que se da a las modificaciones mentales o fluctuaciones de la conciencia (podemos llamarlos también pensamientos), son como un veneno. Una vez desatados, se propagan y entonces resulta difícil llegar a controlar sus consecuencias.

Por eso el sabio Patanjali ideó un inteligente plan: deja que la cobra le recuerde al escorpión el tiempo en que compartieron amistad y afecto. Esto actuará como un antídoto.

Pensar en los opuestos: esta es la estrategia. Y así los enemigos ceden, se apiadan el uno del otro y se renueva la humanidad que hubo entre ambos. Y el sufrimiento y la desdicha que amenazaban con no remitir se aplacan y terminan.

Sentir afecto y consideración por el enemigo. Amarlo. Eso lo desequilibrará y renovará la amistad. Tal es el poder del amor. Tan grande que incluso un vritti eterno, un pensamiento negativo que parecía inquebrantable, llega a superarse y queda olvidado.

Nota del traductor.

Transcribimos un fragmento del libro “Yoga Sutras de Patanjali” publicado por el Instituto de Yoga Clásico de Bilbao que ayudará a comprender el concepto de Pratipaksa y cómo aplicarlo en nuestra vida:

Una vez que los pensamientos entran, tienen vida propia y nos acosan ocupando nuestra mente con su fuerza y convirtiéndonos en sus esclavos. En el Yoga se sugiere que comencemos a limpiar esta zona de pensamiento y dejemos que la luz vuelva a entrar en ella. La técnica es sencilla: cuando tengamos un pensamiento negativo, debemos pensar en el opuesto; esto reduce la fuerza de los pensamientos negativos y, gradualmente, los pensamientos opuestos reemplazan a los negativos… Por ejemplo, si la ira nubla nuestra mente, se sugiere que contrarrestemos el odio con sentimientos opuestos de amor y compasión.”

Harold Sequeira                                                                                                  
(Maestro de Yoga en The Yoga Institute de Bombay (India))

Ilustración digital: Harold Sequeira

Traducción: Juan Felipe Molina

Juan Felipe Molina Fernández