Los Bhavas

Escucha la radio con La Voz de Puertollano
La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

Advertisement Turismo CLM Verano

Son las 14:21 del Sábado, 22 de Junio del 2024.
Los Bhavas
Los Bhavas son la piedra de toque para verificar nuestras acciones y nuestro comportamiento diario.
 
Incorporar los Bhavas a las prácticas de yoga supone añadir a estas significado y brillo.
 
Los Bhavas son un excelente medio para ascender por la escalera de la conciencia.
 
 
Los Bhavas son los cimientos sobre las que se construye el edificio de las prácticas de yoga. Resultan fáciles de entender pero no tan fáciles de aplicar, porque deseamos obtener resultados rápidos de nuestra práctica de yoga, pero sin dedicarle suficiente disciplina ni esfuerzo.
 
En el mismo momento en que pasamos nuestro comportamiento por la piedra de toque de los Bhavas, nos volvemos alertas y conscientes. Se produce un cambio, una evolución desde nuestra naturaleza dominada por el guna Tamas (indolencia, pesadez, ignorancia y oscuridad) hacia el guna Sattva (vitalidad, alegría, fuerza, pureza y luminosidad). Este cambio puede ser imperceptible al principio. Pero, de igual manera en que un pintor traza primero con líneas finas y esquemáticas el contorno de las figuras y, a partir de ellas, elabora la complejidad de su pintura, así también el estudiante de yoga que aspire a lograr el dominio de sí mismo deberá aplicar primero estas reglas de oro que son los Bhavas a sus prácticas, para añadir con ellas brillo y pureza a su vida interior.
 
EL CONCEPTO DEL DEBER: DHARMA BHAVA
 
Dharma es un Bhava, una actitud, fundamental, que se orienta hacia que la firmeza, la constancia y el tesón que debemos aplicar en nuestra vida y en nuestro comportamiento diario se vayan alcanzando cuando incorporamos, aunque de forma sutil, el concepto de Dharma (deber) a las asanas meditativas.  Con su práctica llegas a convertirte en una persona fuerte, estable y equilibrada, lo cual es un prerrequisito básico para la vida espiritual. 
 
A la mente le encanta vagabundear, ir de aquí para allá y ser inquieta. Pero no se puede ser un vagabundo durante mucho tiempo, de modo que es preciso asentarse para entrar en un estado mental equilibrado, tal como explicó Patanjali (Yoga Sutra I.2): un estado mental despojado de reacciones irracionales o erráticas, así como de aberraciones mentales. Cuando domina el Bhava Dharma, surge una respuesta mesurada ante las diferentes situaciones de la vida.
 
EGO SIN PESO
 
Metafísicamente, es nuestro Tattva (el estado de nuestro ser) relacionarnos con el mundo y sus estímulos. Pero si en nuestra conducta atenuamos nuestro ego, este pierde peso y puede volverse ingrávido. Encontramos una lección magistral al respecto en la vida de nuestro sabio gurú, el doctor Jayadeva Yogendra. Sus respuestas, sus actos y todas sus reacciones procedían del alma, no del ego. El Yoga Sutra II.6 define perfectamente esta idea y la explicación de Vyasa Bhasya la describe.
 
VAIRAGYA
 
“Esto no soy yo, esto no es mío” se convierte en nuestro mantra cuando la naturaleza, como buena madre, hace limpieza en nuestra casa interior. Cuando el desapego, la reducción del ego y la capacidad de discernir entre la verdaderamente importante y lo accesorio, que es el Bhava Vairagya, nos permite relajarnos para poder soltar y dejar marchar lo superfluo, entonces estamos centrados en nuestro verdadero ser. 
 
Atravesamos tiempos convulsos en los que el dinero también se ha convertido con las criptomonedas en un concepto virtual y la riqueza cambia de manos (sigue cambiando de manos) con pasmosa velocidad. La civilización bitcoin ha reducido a polvo las fortunas de muchos nuevos ricos que ayer amasaban fortunas y hoy son exmultimillonarios convertidos en multipropietarios de deudas. Un sadhaka de yoga que hasta hace poco compraba el último modelo de Audi ahora va en bicicleta, así que ¡ya no tiene que pagar aparcamiento! El Yoga Sutra I.16 explica esto a la perfección.
 
AISVARYA
 
¿Alguna vez has saboreado el éxtasis que se alcanza con la meditación? Ninguna riqueza mundana puede igualar ese toque divino y místico en tu alma que procede de más allá de la realidad material. Después de esto, la dependencia respecto de los bienes materiales ya no será tu dueña. Cualquier cosa aparentemente insignificante puede darte esta confianza en ti mismo, este poder y dominio sobre tu mente y sus modificaciones que es el Bhava Aisvarya. Incluso cocinar una buena comida puede ayudarte a obtener Asivarya. Un estudiante de mi centro de yoga en Vancouver (Canadá) que antaño era capaz de alquilar un avión privado para volar con sus amigos a San Francisco solo para cenar langosta a ¡300 dólares el cubierto!, pronto se unió a mí en la preparación de los servicios de comida gratis que elaboramos para los más necesitados y que no costaban ni 3 dólares la ración. Y puedo asegurar que esos humildes platos le gustaron más que sus lujosas cenas de antaño. Aisvarya cambia tu sistema de valores (el Yoga Sutra I.13 lo explica) hasta hacer que la alegría y la positividad se conviertan en la mayor y la más importante de tus riquezas.
 
Harold Sequeira 
Maestro de Yoga. The Yoga Institute. Santacruz, Bombay (India)
-Traducción: Juan Felipe Molina-