Lis, la flor que no quería crecer

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter


Día internacional eliminación violencia contra las mujeresDescuento en autobús para menores de entre 14 y 29 años
Son las 03:23 del , 8 de Diciembre del 2019.
Lis, la flor que no quería crecer

En estos días ha llegado a mis manos una historia entrañable escrito por  la autora novel  Yolanda Molina Camino, cordobesa aficionada a la lectura y amante de todo lo relacionado con el mundo infantil cuyo credo es aprender de los niños de su espontaneidad, ilusión y capacidad de asombro. Su primer libro “Lis, la flor que no quería crecer” se acaba de publicar y está teniendo una gran acogida Las ilustraciones corren a cargo de Luis M. Cabrera ilustrador y diseñador gráfico conocido por sus viñetas sobre el Sevilla F.C. que le llevaron a escribir su primera novela gráfica "Yo soy el Sevilla F. C.", lo que le ha llevado a  ilustrar varios libros infantiles y portadas para editoriales como Penguim Random House.

A la pequeña Lis le da miedo crecer. Piensa que, si lo hace, llegará un día en que será vieja y desaparecerá. Pero su amiga la lluvia le hará ver que somos parte de un ciclo y eso, más allá de su final, es siempre algo constructivo y positivo.

Historia sencilla, entrañable y llena de valores que nos habla de una pequeña flor llamada Lis que un día empieza hacerse preguntas sobre la vida, el paso del tiempo, la vejez y la muerte lo que la lleva a ponerse muy triste y a no disfrutar de las cosas que antes la hacían feliz, hasta que una pequeña gota de lluvia se interesa por lo que le pasa y la ayudará a entender todas estas cuestiones.  

La autora de una forma amena, sencilla y fácilmente entendible para los niños nos habla de lo hermosa que es la vida, lo bonito que es disfrutar de cada momento, que todo tiene un final y que formamos parte de un ciclo vital que hay que completar. Nacer, Crecer, reproducirnos, envejecer y morir forman parte del ciclo de la vida y son temas que atraen la atención de los niños desde que son muy pequeños sobre todo el tema de la muerte, con este libro podemos ayudarles a comprender este proceso y animarles a disfrutar de cada momento y de cada etapa que nos regala la vida. Un “carpe diem” maravillosamente ilustrado y lleno de color con dibujos a todo página que complementan a la perfección esta historia llena de positivismo.

 Irene Rosa Peña

Asesora y experta en literatura infantil y juvenil

Irene Rosa Peña

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)