Gimme Some Lovin´ el mito de la eterna juventud

La voz de Puertollano
La Voz de Puertollano en Facebook
La Voz de Puertollano en Twitter

VI Concurso de Dibujo Ecológico

Son las 14:36 del Miércoles, 30 de Noviembre del 2022.
Gimme Some Lovin´ el mito de la eterna juventud

De pronto regresa a ti como una pincelada de pasado, como si hubiera estado adormecida durante décadas en algún rincón de tu cerebro. Cuando la conociste y hasta la bailaste, llegó casi a formar parte de ti, pero un buen día se marchó o mejor fuiste tú el que la dejó y hasta esta tarde, viendo un anuncio en la tele que usaba su enérgico riff y la segura voz de Winwood (“¡no me digas que este tío no es negro!”), no recapacitaste hasta qué punto estabais unidos.

 

Gimme Some Lovin´ es de esas canciones que te invitan a moverte desde que empiezas a oírla, da igual en donde estés pero cuando tras el riff inicial del bajo llega el zarpazo elemental y crudo del órgano Hammond de Stevie Winwood tus endorfinas te llevarán al centro de la pista y ¡ay de aquel que se ponga en tu camino! Debida a la autoría del trío rector del Spencer Davis Group (el mismo Davis y los hermanos Stevie y Muff Winwood) la canción sin embargo fue tutelada y asignada al mismo Stevie Winwood, un genio musical precoz que luego emparentó con Chris Wood y Jim Capaldi para montar Traffic, antes y después de su aventura en Blind Faith (Capaldi, Clapton y él mismo) y una posterior y extensa carrera en solitario que no llegó nunca a los niveles de su éxito en el “swinging London”.

 

Precisamente es en aquellos turbulentos años sesenta londinenses donde Gimme Some Lovin´  llega al  #2 de los charts británicos y al #7 en los Estados Unidos, sufriendo, como era habitual para la época, una edición distinta a cada lado del Atlántico: más reposada la de aquí, mucho más desbocada la de allí. El regusto negroide de la canción no es ni mucho menos casual ya que, como la mayoría de músicos británicos, el Spencer Davis Group bebía en las fuentes de la música negra americana de la que recibía más que influencia e inspiración, de hecho el riff básico de la canción estaba basado en el tema (Ain't That) a Lot of Love de un cantante y compositor negro llamado Homer Banks que años más tarde escribió cosas para los Staple Singers y Elvis Costello, pero que no vio ni un penique de su aportación a uno de hits más importantes del “British Rhythm & Blues”

 

El posterior éxito de Gimme Some Lovin´ , como ocurre con las grandes canciones, superó con creces el de sus creadores e inspiradores llegando incluso más de veinte veces al cine y no menos de diez a la televisión, incluido su estimable fondo para anuncios de todo tipo en donde el optimismo y la tormenta de testosterona que mueve su insípida, machacona y demandante letra son valores seguros para lo que en ventas se llama “la satisfacción garantizada”.

 

Terry Reid para la BSO de “Días de Trueno” (Tony Scott, 1990), los Blues Brothers en “Granujas a todo ritmo” (John Landis, 1980) son sólo un par de las apariciones cinematográficas, ambas con leves variaciones estilísticas respecto a la versión original a base de incluir secciones de viento en lugar del órgano lo que permitió las aportaciones de músicos tan dispares como Sam & Dave, The Supremes o The Four Tops por el bando del sonido Tamla Motown: Delaney & Bonnie, Dave Mason o The Kingsmen por parte de los “blanquitos” que imitan a las voces de color y a mujeres tan distantes en el tiempo y en el espacio como Rita Pavone (diva italiana de los sesenta) o Ariana Grande (veinteañera de tonos gatunos coleguilla de Justin Bieber). Otras rarezas están en la aportación de los gallegos Mago de Oz  o los italianos de disco-synthpop Fun Fun, sin perder ni un ápice su sentido más lúdico como música bailable sesentera.

 

Cuarenta y ocho años después de editarse en Octubre de 1966 y dos minutos después de haber dejado de sonar en los altavoces del PC lo cierto es que sigue enervándome casi para tener una contractura de cuello al seguir el febril repaso de Hammond B-3 que Stevie Winwood ejecuta como nadie en cualquiera de las casi veinte versiones escuchadas para contaros lo bien que me siento cuando me dan un poco de amor.

Videos disponibles

Contacto
La voz de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real)